Ikea

Aunque en Ikea nos vendan que sus muebles son fáciles de montar, no siempre es así. Es cierto que algunos de esos muebles o accesorios sí que son fáciles de montar, como las sillas de ordenador o las mesas simples, pero, ¿Qué me dices de los muebles más complicados de montar? ¡Siempre sobra algún tornillo! Especialmente si nunca has montado un mueble, sea o no sea de Ikea.

A continuación vamos a ver esos muebles de Ikea que te arrepientes de comprar cuando ves como los has de montar, o al menos te arrepientes de no haber contratado a un empleado de la tienda sueca para que te lo monte en casa y te lo deje perfecto. Que eso de que sobren los tornillos no es una buena señal, ¿No crees?

1Cama STUVA de Ikea, ¿Quién dijo que fuese fácil de montar?

La cama-mueble STUVA se presenta como una buena opción para aquellos que tengan poco espacio en su dormitorio y necesiten tener una mesa, una cama y estanterías. Lo cierto es que la idea es buena ya que en tan solo dos metros cuadrados tienes todo lo que necesitarías para una habitación, pero, ¿realmente es una buena idea dado todo lo que hay que montar?

Nuestra conclusión es que si te lo traen montado, o te lo montan en casa, sí, es una buena idea. Pero si lo tienes que montar tú no lo es tanto. Muchos usuarios de Ikea sea han quejado de la dificultad de este mueble a la hora de montarlo. Tiene tantas piezas que es difícil saber dónde va cada una.

Es ideal para los niños, es más, es solo apto para niños ya que la cama tiene un tamaño más bien pequeño. El precio es de 333 euros (más el montaje, no se te olvide).

Anterior