Movistar

En un mundo convergente y lleno de dragones, el negocio móvil parece estar en un segundo plano. Pero los operadores de telefonía no se pueden permitir perder ni un solo cliente. Así, en el segmento móvil, Movistar es la que más énfasis ha puesto en los últimos años para que su cartera de clientes no decaiga.

De hecho, según los últimos datos oficiales de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el pasado mes de febrero el operador azul fue quien más usuarios móviles captó (17.000), incluso por encima del gran fenómeno del momento, MásMóvil (9.000). Lo que podía ser un dato casual (o puntual), se convierte en una importante tendencia en los últimos 24 meses.

Y gran parte de la explicación a este fenómeno se debe a las segundas (y terceras) líneas móviles, sobre todo porque los datos no casan con las altas fijas, que se mantienen planas. Este tipo de líenas son aquellas que los operadores ofertan con sus paquetes convergentes de manera adicional, en forma de promoción, y que al final son las que suman. Además, también hay que añadir las segundas marcas, como es el caso de O2, que suman esas líneas móviles, las de ofertas principales más -también- las secundarias.

En este escenario, durante los dos últimos años ha habido 2,2 millones de nuevas líneas móviles. Eso, más cientos de miles de portabilidades, que son cambios de compañía. El resultado final arroja que Orange tiene 455.000 usuarios menos; mientras que Vodafone se ha dejado por el camino 661.000 clientes. Por su parte, Movistar ha conseguido añadir a su cartera, de forma neta, más de 800.000 nuevos abonados. Y luego está MásMóvil que añadiendo todas las compras, ha subido su cartera en 2,3 millones.

Con estos datos, la compañía dirigida en España por Emilio Gayo pone de manifiesto que no quiere restar importancia a su segmento móvil y, algo muy importante, prepara el desembarco del 5G sobre una base de clientes en pleno crecimiento, al menos en el área de particulares que, a fin de cuentas, será la primera línea de monetización de esta tecnología móvil.

EL SECTOR SE MUEVE MENOS

Por lo que respecta a los demás datos que mensualmente hace públicos la CNMC, en el mes de febrero las líneas de fibra aumentaron en 174.786, mientras que las líneas DSL disminuyeron. El 45% del total de líneas FTTH corresponde a Movistar, con un parque de 4 millones de líneas. A nivel anual, respecto a enero de 2018, destaca el aumento de 1,9 millones de líneas FTTH, frente a la pérdida de 1,3 millones de líneas con tecnología DSL. El 88,6% del total de líneas se concentra en los tres principales operadores, Movistar, Orange (incluido Jazztel) y Vodafone (incluido Ono).

En la parte móvil, en febrero se portaron 598.155 números móviles, un 4,2% más que el volumen registrado en el mismo mes de 2018. El Grupo Másmóvil y los OMV registraron saldos netos de portabilidad positivos, mientras que Orange, Vodafone y Movistar presentaron saldo negativo.

El parque de líneas móviles perdió 79.657 líneas en febrero. El mes cerró con una cifra de 53,35 millones de líneas móviles, lo que supone un 2,1% más que hace un año. Las líneas M2M se situaron en 5,9 millones de líneas, un 17,3% más que hace un año. Los tres principales operadores representaron el 79,2% del total de líneas móviles en el mercado. Del total de líneas móviles (53,35 millones) un 82,6% tenían banda ancha móvil (44,1 millones).