Montblanc

Pelear en mercados donde hay players muy especializados es complejo. Pasa en el ámbito tecnológico, por eso cuando algunas compañías se adentran en el terreno de la innovación tienen que utilizar reclamos muy comerciales. Eso lo que ha hecho Montblanc para presentar su nuevo reloj inteligente.

La empresa especializada en objetos de lujo, cabe señalar, no es nueva en el entorno digital. Ya había entrado en este mercado con relojes con conectividad, lápices táctiles para tablets y agendas electrónicas. Ahora ha querido ir más allá, y según ha señalado Montblanc en una presentación ante la prensa en Madrid, quieren que su nuevo smartwatch sea el primer reloj inteligente en el segmento de lujo que sea “completo”.

Esa matización viene a decir que han desarrollado un dispositivo que puede competir en igualdad con el iWatch de Apple, o los demás relojes inteligentes de las tradicionales fabricantes móviles.

Movistar

Movistar y Xiaomi, amigos de ocasión para comerse el mercado

Durante años los fabricantes móviles han sacado grandes rendimientos en sus acuerdos con los operadores de telefonía. Primero fue a base de subvencionar los...

Como en todos los objetos de Montblanc, el precio de acceso no es asumible para todos los bolsillos. La gama más básica del Summit 2, así han llamado al reloj, tiene un precio de 985 euros (características). También reservan una edición de lujo para las carteras más onerosas que tendrá un precio de 1.220 euros.

Aunque el coste no será el principal problema. Es el propio mercado quien todavía muestra reticencia a los relojes inteligentes. Por eso, Montblanc no se ha salido del guion y ha obviado ofrecer cifras de ventas, algo que ningún fabricante quiere ofrecer sobre este producto que, años después de su llegada al mercado, sigue sin convencer a una masa crítica de usuarios.

MONTBLANC TIRA DEL REAL MADRID

Con una corta presencia de medios tecnológicos especializados durante la presentación del Summit 2, Montblanc ha utilizado un reclamo muy popular para asegurarse de que su nuevo smartwatch no pasaba desapercibido.

Para ello ha contado con la presencia del jugador del Real Madrid, Nacho. El defensa merengue, además, participa en los videos promocionales de la marca, y, por ahora, parece que será la imagen, sobre todo en la versión más deportiva del reloj. Por eso, durante el evento las preguntas han tornada más allá de capacidades o características del dispositivos, en si el actual entrenador del Madrid seguirá o no en el banquillo después del próximo partido.

En cuanto al reloj, parece evidente que Montblanc centra su aspiración comercial en los clientes habituales de la marca. Sobre todo por el factor precio y diferenciación social que impregna la firma. Todo una apuesta en un segmento donde todavía nadie ha dado con la tecla… o la manecilla.

Comentarios