Álvaro Nadal
Flickr

En las últimas semanas se suceden las consultas públicas emitidas por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital en el ámbito tecnológico. La “estrategia para una España digital” o el “plan nacional de 5G” son los asuntos más recientes sobre la mesa. Pero hay otro que quizá preocupa más y tiene una solución más compleja: la posibilidad de que todos los ciudadanos tengan una conexión a internet superior a los 30 megas.

Fue uno de sus primeros anuncios. Quizá sin mirar los datos de cobertura y conexión en España, entonces tarea dependiente del Ministerio de Industria, Álvaro Nadal aseguró que para el año 2020 toda la población española tendrá acceso a banda ancha con una velocidad mínima de 30 Mbps. Actualmente, según datos de 2016, el 75% de la población tiene cobertura de 30 megas. ¿Qué pasa con el resto? ¿Hay margen para acelerar tanto en tres años?

Con la llegada de las plataformas de video y la televisión bajo demanda, la velocidad a internet se ha convertido, en cierto modo, en una preocupación. De ahí que sea importante que las palabras del ministro Nadal se cumplan. Para ello está pendiente una serie de ayudas y subvenciones públicas que fomenten la contratación de alternativas al ADSL o la fibra en las zonas en las que no haya tanta cobertura.

Compramos más en Internet, pero hacemos poco consumo ‘patrio’

El triunfo del e-commerce en España se sustenta en gran parte en portales y tiendas extranjeras, lo que acarrea un déficit comercial de más de 1.600 millones de euros.

De este modo el Ministerio hizo pública una consulta para elaborar un Real Decreto en el que indica cómo se gestionará y por qué la llegada de esa velocidad de 30 megas.

¿Suficiente dinero? ¿Suficientes operadores?

La elaboración del Real Decreto tiene por objeto la regulación de la concesión directa de ayudas para la contratación de servicios de acceso de banda ancha fija de alta velocidad, independientemente de la tecnología utilizada, en ubicaciones que no disponen de servicios adecuados.

Además, las actuaciones contempladas en el presente real decreto y, en particular, las subvenciones a conceder, tienen como finalidad superar las barreras de entrada para que los usuarios que estén en ubicaciones en las que no hay disponibles servicios adecuados de acceso de banda ancha fija puedan contratar servicios de acceso de banda ancha fija.

Las trampas que hacen que Internet en España parezca aún más caro

España tiene precios caros de banda ancha si nos ceñimos a los precios más populares, pero la consultora de Bruselas lleva años haciéndonos quedar aún peor.

En cuanto a las cantidades económicas, se ofrecerá 400€ cuando los servicios se provean con tecnología satelital. 150€ cuando los servicios se provean con tecnología terrestre inalámbrica. Y 50€ cuando los servicios se provean con tecnología terrestre fija.

Los problemas que no cuenta el ministro

Las ayudas se darán para: a) Las personas físicas; b) Autónomos; c) Las pequeñas y medianas empresas (pymes); d) Entidades sin ánimo de lucro; y e) Ayuntamientos con población igual o inferior a 5.000 habitantes.

La mayoría tendrán que ser destinadas para la contratación de tecnología satélite, dado que -precisamente- el inconveniente es que los grandes operadores de telefonía tienen problemas de rentabilidad para llegar a las zonas rurales o con baja densidad de población. De este modo, no se sabe muy bien si son ayudas por falta de capacidad económica, o puramente por falta de tecnología.

¿Puede ofrecer lo mismo el satélite que la fibra? En principio, y bajo condiciones óptimas, los operadores por satélite pueden ofrecer una velocidad de 30 megas sin problema. Pero el problema puede ser el precio, así como el mantenimiento que, lógicamente, no es como el de un operador. Además, servicios relacionados con la televisión requieren de un gran ancho de banda, a veces superior a esos 30 Mbps. Eso por no hablar de las pymes, cuyos requerimientos técnicos son mayores.

Todas esas preguntas son las que el ministro Nadal no ha resuelto por ahora. El plazo para proponer ideas a ese RD expira el próximo mes de septiembre.