Metrosur

El 23 de junio fue la fecha elegida por la Comunidad de Madrid para iniciar las obras de mejora de Metrosur, cuyo coste asciende a 24 millones de euros. Sin embargo, dos días antes tuvo que posponer los trabajos de reforma hasta el 28 de julio por “una serie de ajustes técnicos”, aunque en la práctica podría esconder otros motivos. Situación que alarga en el tiempo los deterioros, filtraciones y el peligro de descarrilamiento que desde hace años sufre la línea.

Así, los trabajos de renovación mantendrán cerradas las 14 estaciones comprendidas entre El Casar y Universidad Rey Juan Carlos desde el 28 de julio hasta el 14 de octubre. La Comunidad de Madrid pondrá a disposición de los usuarios del suburbano un servicio sustitutivo de autobuses sin coste adicional para los viajeros que cubrirá el mismo trayecto que el tramo de metro afectado por las obras.

Una UTE compuesta por dos filiales de OHL resultó ganadora de uno de los dos lotes en los que se dividió el proyecto. Pero tal y como desvela ‘El Mundo’, la constructora renunció al proyecto por “cuestiones de plazo” y ahora estarían a la espera de que Comsa firme el contrato para sustituir a OLH en dichas obras.

Renfe

Renfe gasta más de 3,7 millones en comprar periódicos españoles

Renfe gasta más de 3,7 millones de euros en comprar periódicos españoles a través de contratos en los que solo ‘El País’ se embolsa más de un millón de euros.

¿Cómo es posible que renunciara por cuestiones de plazo si estos ya estaban incluidos en los pliegos del proyecto y, por tanto, OHL era conocedora de los mismos? Una cuestión curiosa, que OHL no ha querido responder a MERCA2, pero que podría esconder las prisas por acometer obras o proyectos en el suburbano.

Las prisas nunca son buenas y menos en una línea con graves problemas desde hace años: tramos lentos, vías apuntaladas, inundaciones y filtraciones de agua y continúas reducciones de velocidad.

LOS PROBLEMAS DE METROSUR

El 11 de abril de 2003, el entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, inauguró la Línea 12. La obra del Metrosur duró 34 meses y en ella participaron las constructoras más importantes de España: ACS, FCC, Sacyr, OHL, Necso, Ferrovial y Dragados. Costó ceca de 1.200 millones de euros, a los que hay que sumar cerca de 34 millones de euros en sobrecostes por los continuos cierres parciales de la línea para tratar de resolver los problemas.

Un informe de 2013 del Centro de Estudio de Experimentación y Obras Públicas (Cedex), organismo dependiente de Fomento, confirmaba la existencia de deficiencias en la construcción de la vía con materiales de peor calidad y de “grietas en plataformas y hundimientos de taco” y “filtraciones de agua”.

La Comunidad reclamó a FCC más de 30 millones de euros por “vicios ocultos”, pero el fallo de los tribunales dio la razón a la constructora. “Se trata de defectos del proyecto unidos a un deficiente mantenimiento, con base a que es un problema generalizado en toda la línea 12 de metro”. Eso quiere decir que es el consistorio madrileño quien asume el coste de los trabajos.

Aunque no todos están de acuerdo. “Se dilapida el dinero de los madrileños por el descontrol en la obra pública. Ahora otros 24 millones de euros, que se suman a los millones que costó la obra”, tal y como denunció el diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid, Alberto Oliver hace meses a MERCA2. El político recuerda que este tipo de obras responde al mismo patrón: “inauguraciones electoralistas rápidas y sin los papeles completos”.

Así que de nuevo la Línea 12 sufrirá un nuevo cierre parcial que afectará al inicio del curso escolar y la vuelta de vacaciones de muchos trabajadores. Según explicó inicialmente Metro se va a acometer “una actuación integral que incluye la reparación de la plataforma de hormigón mediante inyecciones y zanjas transversales, además de la reparación de la canal central y canaletas transversales. Además, se llevará a cabo la sustitución de tacos elásticos por placas de fijación directa”.

AUMENTARÁ LA VELOCIDAD

Uno de los grandes problemas que acompañan en los últimos años a la línea del sur es la lentitud en algunos trayectos. Desde 2014, entre Alcorcón Central y Parque Oeste o Leganés Central y San Nicasio la velocidad media es de 30 kilómetros por hora, cuando debería de ser de 70 kilómetros por hora.

¿El motivo? El peligro de descarrilamiento. “Desde 2014 la velocidad en tramos como Alcorcón Central y Parque Lisboa es reducida, y desde 2015 ocurre lo mismo en otros tramos. Incluso las vías están apuntaladas con traviesas”, señala el portavoz de la Plataforma Lentosur, Rubén Sardón.

Según la propia Comunidad de Madrid, “gracias a estas reformas, Metro aumentará la velocidad a la que circulan los trenes en este tramo, dotando al servicio de mayor fiabilidad y reduciendo las incidencias de la línea”.

Comentarios