Audi, Mercedes-Benz, Volkswagen
Foto: Audi.

Pocas compañías querrían verse en una situación parecida a la que Audi sufrió este año. El eco del caso ‘dieselgate’ todavía resuena en las instalaciones de la marca alemana. Este verano, el expresidente de la compañía, Rupert Stadler, fue detenido. La fiscalía alemana lo acusaba de supuesto fraude por el escándalo de la manipulación de las emisiones en modelos diésel. Esta circunstancia supuso que Audi tuviese que nombrar, in extremis, a un presidente interino. Bram Schot, hasta el momento responsable de Ventas y Marketing, fue el elegido. Y para quedarse. El directivo será el nuevo presidente del consejo de administración de Audi a partir del año que viene.

La vida de Schot es una historia de éxito. Los seis meses que lleva dirigiendo Audi de forma temporal le han servido para hacerse con el puesto de forma estable. Sin embargo, la empresa no se encuentra en su mejor momento. En lo que va de año, las ventas de la compañía han descendido más de un 2%. En parte debido al cambio de normativa de emisiones en Europa.

“Con el nombramiento de un nuevo presidente del consejo de administración, hemos establecido una base importante para la orientación futura de Audi. Como consejero delegado interino, Bram Schot ya ha hecho un trabajo convincente en los últimos meses. Él está impulsando el cambio cultural en su equipo y está abordando de forma efectiva los desafíos actuales. Con el beneficio de un mandato sólido, acelerará aún más la transformación de la empresa y llevará a Audi a nuevos éxitos”, ha asegurado el presidente del consejo de supervisión de Audi y consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess.

Volkswagen

Las ridículas multas a Volkswagen obligan a los afectados del ‘dieselgate’ a pelear

Solo Volkswagen está de acuerdo con las multas que le han impuesto por el caso ‘dieselgate’. El mayor escándalo que se recuerda en la...

A pesar de no ser alemán, ya que nació en los Países Bajos, la marca de los cuatro aros lo ha elegido como presidente. Graduado en Administración de Empresas por la universidad de Bradford (Reino Unido), Bram Schot ha vivido por toda Europa por motivos laborales. Sus inicios en el mundo empresarial fueron como aprendiz de administración en Abn-Amro Bank.

Un año después comenzó a trabajar para Mercedes-Benz. En el fabricante de vehículos, perteneciente a Daimler, ocupó diversos cargos, como el de asistente de gerente de Ventas para Mercedes-Benz Vehículos Comerciales y director de Estrategia y Planificación Corporativa. En 1998, Bram Schot se convirtió en el director ejecutivo del grupo Mercedes-Benz Cars para DaimlerChrysler en los Países Bajos. Tras cinco ejercicios, asumió el cargo de presidente y consejero delegado de DaimlerChrysler en esa región.

Pero su crecimiento empresarial no acababa nada más que empezar. Entre 2006 y 2011, Schot desempeñó el cargo de presidente y consejero delegado de DaimlerChrysler Mercedes-Benz en Italia. Fue tras este periodo cuando dio su salto de la competencia al grupo Volkswagen.

DE MERCEDES-BENZ A VOLKSWAGEN

Bram Schot llegó en 2011 al grupo Volkswagen. En ese año comenzó a supervisar los proyectos estratégicos de Ventas del consorcio. Desde 2012, fue el responsable de Marketing y Ventas de Volkswagen Vehículos Comerciales.

Fue en septiembre de 2017 cuando Bram Schot desembarcó en Audi. La marca del grupo Volkswagen lo eligió como miembro del consejo de Administración de Ventas y Marketing. Gracias a este puesto, en junio de este año logró ascender a presidente interino de la compañía tras el caso Stadler.

Ahora Audi agradece a Schot su labor al frente de la firma y lo nombra presidente, ya sin la etiqueta de “interino”. Se convertirá en el presidente del consejo de administración de Audi, que incluye, además, las marcas a Ducati, Lamborghini e Italdesign Giugiaro. Temporalmente mantendrá su responsabilidad en el área de Ventas y Marketing.

“Durante su periodo como interino, ya ha demostrado que puede dar un gran impulso al nuevo comienzo que hemos pedido e iniciado. Ahora debe continuar por este camino y llevar a Audi a la cima. Eso es lo que los empleados esperamos”, ha señalado el vicepresidente del consejo de supervisión de Audi y el presidente del comité de empresa, Peter Mosch.

LAS VENTAS DE AUDI DISMINUYEN

Pero Schot no recibe a la compañía en su mejor momento. Hasta noviembre, las ventas mundiales de Audi disminuyeron un 2,4%, con 1,65 millones de unidades. Solo en el undécimo mes del año, las matriculaciones de la marca se redujeron un 16,7%, hasta 132.650 vehículos. Esta bajada asciende al 33,9% en Europa, con 66.317 coches.

Estos malos resultados se explican, en parte, por los efectos extraordinarios debidos al cambio de normativa de emisiones WLTP en Europa, así como el cambio de la iniciativa de modelos de la marca.

Seat, grupo Volkswagen

Seat roba protagonismo a Volkswagen y conseguirá el mejor año de su historia

Se acerca Navidad. La época del año donde las competiciones entre cuñados cogen más fuerza. Y en los grupos automovilísticos pasa lo mismo. Aunque...

Por regiones, Europa es la peor parada. En lo que va de año, las entregas en el Viejo Continente descendieron un 13%, hasta 692,150 unidades. Por su parte, las matriculaciones en Estados Unidos subieron un 0,5%, hasta más de 200.000 vehículos. China, segundo mercado de Audi, creció un 13%, con 597,451 coches.

“Estamos atravesando una fase muy desafiante para nuestra compañía que está afectando adversamente nuestro negocio operativo. Estamos trabajando intensamente en la homologación de nuestras variantes de motor/transmisión y ya tenemos una cartera de ventas que se ejecuta en tres cifras”, ha explicado Schot.

Comentarios