Mercadona

Desde junio de 2016, Mercadona lleva pensando en la mejor manera de conquistar los mercados internacionales, y más concretamente Portugal. Pero ya lo tiene claro: será en 2019 cuando cruce la frontera que nos separada del país vecino con cuatro tiendas –aunque la previsión supera el doble de esta cifra– y 25 millones de euros de inversión inicial tras un largo aprendizaje en un mercado con una dura competencia.

A lo largo de 2017 y principios de 2018, Mercadona ha ido avanzando poco a poco cómo será su despliegue en Portugal. Inicialmente, abrirá cuatro tiendas en la zona de Oporto, aunque la enseña española ya tiene firmadas hasta nueve, que se irán sumando en años posteriores.

La firma de Juan Roig constituyó Irmadona Supermercados (que significa hermana de Mercadona) en 2016, con un capital de 200.000 euros y una aportación de 10 millones. Un año después, y en vista de su inminente asalto al mercado portugués, realizó una aportación de 75 millones de euros, el triple, según las cuentas de Mercadona depositadas en el Registro Mercantil recogido por Insight View.

eroski

Las deudas amenazan el modelo cooperativista de Eroski

La cadena de supermercados Eroski atraviesa su peor momento económico, en el que las deudas amenazan su modelo cooperativista.

Hace un mes, Mercadona confirmó que la inversión inicial era de 25 millones de euros, lo que le ha permitido desarrollar un centro de coinnovación en Matosinhos, el primero en Portugal y el décimo quinto de la compañía. Se trata de un “macrolaboratorio de ideas” de dos platas y 1.000 metros cuadrados. En este pretende estudiar las necesidades y preferencias de sus clientes portugueses. Motivo por el cual ya han realizado 1.700 sesiones con clientes lusos.

También prevé la apertura de un bloque logístico en Póvoa de Varzim, que tendrá dos naves 12.000 y 5.000 metros cuadrados. Su ubicación “estratégica” permitirá abastecerá los supermercados de la cadena en la zona norte de Portugal y comunicar con el bloque logístico en Villadangos del Páramo (León).

IMPACTO EN PORTUGAL

La llegada de la cadena con mayor cuota en España –24,1% en 2017 según KantarWorlpanel– también supone un aporte económico al país luso. En 2016 anunció la creación de 350 puestos de trabajo para el desarrollo de la primera fase de expansión, mientras que a cierre de 2017 la compañía ha incorporado a 120 directivos a la plantilla.

Todos ellos tienen contrato indefinido y han iniciado un proceso de formación de 18 meses que supone para la compañía la inversión por cada trabajador 50.000 euros aproximadamente, como ha podido saber MERCA2.

Por otro lado, Mercadona realizó en 2017 compras en Portugal por valor de 63 millones, 11 millones más que en 2016. Principalmente, la española compra pera rocha, tomate, kiwi, pescado de lonja o chocolate. Un ejemplo de ello es el pastel de crema de la empresa portuguesa Panpor que ya se ha consolidado dentro del surtido expuesto en los lineales de la cadena.

Además, en el plano social Mercadona se ha metido de lleno en el fútbol. Y lo ha hecho a través de una colaboración con el Ayuntamiento de Vila Nova de Gaia y con el humilde club de fútbol Sport Club de Canidelo para levantar un nuevo recinto deportivo, que nace con el nombre de Estadio Manoel Marques Gomes.

RIVALES DE MERCADONA EN PORTUGAL

La mitad del mercado portugués de alimentación se lo dividen entre dos empresas: Continente (254 establecimientos) y Pingo (420 tiendas). Sin embargo, cuando Mercadona comience a abrir establecimientos se encontrará con competidores ya conocidos en España.

pescado

Las extravagancias culinarias: chorizo de pescado y hamburguesa de pulpo

Hamburguesas de corvina y de corvina y pulpo, así como chorizo y longaniza de corvina son algunos de los platos presentados en el Salón de Gourmets.

La compañía española con más tiendas en el país es DIA a través de la marca adquirida hace años Minipreço. Cuenta con cerca de 630 tiendas, tres almacenes y 3.900 empleados, según datos extraídos de su web. A este le sigue la cooperativa andaluza Covirán, con 300 supermercados y una estrategia de expansión que eleva a 400 los establecimientos para 2020.

La oferta de productos con precios bajos también está liderada en Portugal por las alemanas Lidl y Aldi. La primera llegó al país en 1995 y ya cuenta con 250 establecimientos, mientras que la segunda está por detrás con aproximadamente 60.

Y por su parte, el Grupo Auchan –representado en España a través de Alcampo– gestiona los hipermercados Jumbo y la cadena de supermercados Pão de Açúcar en Portugal, con un total de 33 tiendas (23 bajo la marca Jumbo y 10 bajo la marca de Pão de Açúcar) con un área total de 197.630 metros cuadrados, 30 tiendas BOX, 23 gasolineras, 23 tiendas Jumbo Saúde y Bem Estar, una tienda de parafarmacia, 7 ópticos de Jumbo y una tienda jumbo de jardinería. Las cadenas galas Intermarché y e.leclerc.

Por lo que conquistar el mercado portugués para la Mercadona será complicado, pero no imposible. Habrá que esperar.