Mercadona

Ya hay fecha para el desembarco de Mercadona en Portugal. Será en el mes de julio de 2019, aunque la ubicación aún está por definirse. La cadena de Juan Roig lleva años inmersa en este proyecto y quiere hacer las cosas bien. El mercado portugués no es como el español, sino que hay mayor competencia. Tendrá que enfrentarse a nuevos competidores, pero también a algunos viejos conocidos en España, que pondrán a prueba la resistencia y el verdadero liderazgo de Mercadona.

El mercado portugués minorista de alimentos se concentra entre los cinco principales jugadores, que controlan casi un 60% de participación entre ellos. Todo lo contrario que en España, donde solo una empresa (Mercadona) acapara el 25% de cuota de mercado, mientras que la segunda (Carrefour) está muy lejos de competir de tú a tú con Roig, pues alcanza el 8% de cuota de mercado.

El el país vecino, Continente (Sonae) y Pingo Doce (Jeronimo Martins) compiten por el dominio con cerca de un tercio del mercado. Continente cuenta con 1.000 establecimientos (697 tiendas mayoritariamente bajo la marca Continente y 342 franquicias bajo la marca Meu Super). Por su parte, Pingo tiene 420 tiendas. Lidl e Intermarché compiten por el tercer lugar, invirtiendo en nuevas tiendas. La alemana llegó al país en 1995 y ya cuenta con 250 establecimientos.

El Cortes Ingles

Golpe a El Corte Inglés: los mexicanos no comprarán su negocio de informática

Desde que Jesús Nuño de la Rosa sustituyera a Dimas Gimeno y tomara el timón de El Corte Inglés, la compañía ha buscado desinvertir...

El quinto competidor en Portugal es Auchan –representado en España a través de Alcampo– gestiona los hipermercados Jumbo y la cadena de supermercados Pão de Açúcar en Portugal, con un total de 33 tiendas (23 bajo la marca Jumbo y 10 bajo la marca de Pão de Açúcar) con un área total de 197.630 metros cuadrados, 30 tiendas BOX, 23 gasolineras, 23 tiendas Jumbo Saúde y Bem.

La compañía española con más tiendas en el país es DIA a través de la marca adquirida hace años, Minipreço. Cuenta con cerca de 630 tiendas, tres almacenes y 3.900 empleados, según datos extraídos de su web. A este le sigue la cooperativa andaluza Covirán, con 300 supermercados y una estrategia de expansión que eleva a 400 los establecimientos para 2020. E.Leclerc y Aldi tienen posiciones pequeñas en Portugal. La segunda cuenta con 60 establecimientos.

Cuotas de mercado en Portugal. Fuente: Sonae y Planet Retail RNG

“El resto del mercado está fragmentado y, por lo tanto, esperamos una mayor consolidación, aunque la estructura de propiedad de algunas empresas no lo hará fácil”, explican analistas de Bloomberg.

EL PUNTO FUERTE DE MERCADONA: LA MARCA BLANCA

Inicialmente, Mercadona abrirá cuatro tiendas en la zona de Oporto, aunque la enseña española ya tiene firmadas hasta nueve, que se irán sumando en años posteriores. En Braga y Aveiro también estarán presentes. Desarrollará un centro de coinnovación en Matosinhos y abrirá un bloque logístico en Póvoa de Varzim, que tendrá dos naves de 12.000 y 5.000 metros cuadrados, respectivamente.

La firma de Juan Roig constituyó Irmadona Supermercados (que significa hermana de Mercadona) en 2016, con un capital de 200.000 euros y una aportación de 10 millones. Un año después, y en vista de su inminente asalto al mercado portugués, realizó una aportación de 75 millones de euros, el triple, según las cuentas de Mercadona depositadas en el Registro Mercantil recogidas por Insight View.

“Mercadona es fuerte en su propia marca, como Lidl. Su entrada en Portugal será discreta, aunque tiene el potencial de aumentar la competencia, ya que creemos que hay espacio para que pueda operar en los supermercados de bajo precio”, explican analistas de Bloomberg.

En el mercado portugués también se enfrentarán a los formatos de conveniencia, donde Intermarché ya está apostando y Continente y Pingo también podrían verse alentados por este formato. Asimismo, la recuperación del consumo portugués podría ser un punto fuerte para Mercadona en cuanto a su oferta de producto fresco.

No obstante, los analistas creen que “Mercadona puede necesitar un apalancamiento operativo para superar la presión en los márgenes por el aumento de los salarios y la competencia”.

Comentarios