Trading online en un smartphone.
Trading online en un smatphone.

Este viernes las empresas de la semana en Bolsa son IAG y Amadeus. Dos de las compañías del Ibex 35 que más han sufrido los efectos del coronavirus. La fuerte caída de sus acciones, supone un impacto de más de 5.000 millones de euros.

El modelo de negocio de IAG, el grupo de aerolíneas del que forma parte Iberia, está intrínsecamente relacionado con la demanda de sus productos. La perspectiva de un virus temido por el mercado (por sus efectos y la facilidad en su expansión) lastran la demanda de una compañía en la que una parte de su negocio depende evidentemente de su servicio hacia China y Asia en general, explica Ignacio Serrats, analista de XTB.

Por otra parte, Amadeus es una empresa que está correlacionada con las aerolíneas por los servicios de software informático que les ofrece. De manera que si las aerolíneas ven lastrado su volumen de negocio “tienden a arrastrar a esta compañía” añade.

Los inversores continúan pendientes de la evolución del coronavirus, que sigue avanzando a tasas diarias en torno a al 30% y ya registra 170 fallecidos y 8.000 contagiados en 16 países. Sobre todo, por el efecto económico que tendrá la paralización y el cierre de las ciudades en China, y con cómo afectará esto al consumo del gigante asiático y su crecimiento, así como si se extenderá el virus a nivel global.

5.639 MILLONES DE PÉRDIDAS

Los sectores relacionados con el turismo son los más afectados, “y tanto aerolíneas como hoteleras pueden ver un impacto directo en sus cuentas con la cancelación de vuelos y reservas” señala Sergio Ávila, analista de IG.

British Airways, otra de las aerolíneas de IAG se ha visto obligada a cancelar los vuelos a China, y su exposición al Área de Asia – Pacífico representa alrededor del 8% de su negocio. De momento, el impacto económico en IAG es de 2.424 millones de pérdida de capitalización, con la caída de más del 15% que registra desde los máximos del viernes día 17 de enero.

En el caso de Amadeus, la pérdida por capitalización desde los máximos de ese viernes, es de 3.215 millones de euros, acumulando sus acciones un retroceso de más del 9%.

¿HA PASADO LO PEOR?

“El peor escenario sería ver una extensión de la epidemia a nivel global” apunta Ávila. Esto ocurriría si la OMS declarara emergencia internacional y se empezaran a paralizar nuevas ciudades y destinos turísticos.

Además de aerolíneas y hoteleras en general, impactaría de lleno en cualquier empresa que cuente con exposición a Asia. De hecho, el sector hotelero también se está viendo muy afectado y Meliá es el valor del Ibex 35 que más está perdiendo esta semana.

“Quizá todavía no se está viendo el impacto de forma tan directa en sus reservas, pero auguro que puede afectarle igualmente, aunque lo que sí que es cierto es que primero se dejan de comprar vuelos y después, de reservar hoteles” matiza el analista de IG.

En el caso mencionado (el de Meliá) ha tratado de tranquilizar a los huéspedes de sus cinco hoteles en China, pero la caída del turismo con la cancelación de vuelos “afectará con toda seguridad a las reservas de sus hoteles”.

MOVIMIENTOS DE TERROR

Pese a todo, el impacto económico ha sido mayor para IAG y Amadeus frente a las hoteleras por ser empresas con mayor capitalización. “Los movimientos de terror en el mercado tienden a dejar una estela superior y sobre proporcionada en valores más conocidos y más relacionados con el dilema” detalla Serrats.

Además “si una aerolínea cancela sus viajes está renunciando a su fuente de generación de ingresos y es superior a que el sector hotelero tenga una demanda baja”.

Conforme se recrudezca la situación del virus, los inversores pueden tener “mayores dudas o incertidumbre” respecto al desarrollo del negocio de las compañías. Es por ello que las situaciones extremas en referencia a este asunto “no van a tener un buen recibimiento por parte del mercado” que ya se encuentra en un momento delicado entre guerras comerciales, debilitamientos económicos o tensiones geopolíticas, concluye el analista.