Faltan pocas horas para que demos carpetazo a 2018. Un año marcado por las idas y venidas en el ámbito empresarial; y el pelotazo que ha supuesto la llegada al ecosistema periodístico de MONCLOA.com.

La temporada empezó fuerte. MERCA2 adelantaba a finales de enero la salida de Luis Miguel Gilpérez de la presidencia de Telefónica España. No era algo baladí. Se trataba de recomponer una región fundamental para la gran telco española. Su actual presidente, José María Álvarez-Pallete, quería construir una compañía a su imagen y semejanza, y los aires aliertistas empezaban a ser un peso para el operador azul.

Desde entonces hemos contado la evolución de la compañía, sus peleas con el fútbol y, lo más preocupante, el valor de una acción que no acaba de remontar.

Aunque si ha habido una “ida” sonada ha sido la de Dimas Gimeno, ya expresidente de El Corte Inglés. A principios de mayo empezamos a contar los tejemanejes de las hermanas Marta y Cristina. Con la escopeta en firme, no dejaron de lanzar cartuchos hasta que consiguieron su objetivo. Eso sí, el camino no estuvo exento de malas prácticas y artimañas más propias de ‘Los Soprano’.

Si ha habido una “ida” sonada ha sido la de Dimas Gimeno

Fue cuando ya se rozaba con los dedos junio, el momento en que saltó la bomba. MERCA2 publicaba en exclusiva que Gimeno había denunciado ante la Policía Nacional la localización de un micrófono en su domicilio particular. Además, técnicos ajenos a la seguridad de El Corte Inglés encontraron múltiples dispositivos en su despacho oficial en la sede de la compañía. El espionaje a Gimeno tuvo lugar en plena guerra de accionistas.

Y por si fuera poco, varios consejeros de El Corte Inglés estuvieron siendo objeto de seguimientos y grabaciones clandestinas. Las víctimas de los mismos fueron, al menos, el consejero independiente Manuel Pizarro, el expresidente Dimas Gimeno, altos directivos de la compañía, y algún exconsejero que aún tiene influencia en la empresa.

TRAS EL VERANO VINO LA TORMENTA

Con un verano áspero y caluroso de por medio, y un cambio de redacción para acomodar a los nuevos compañeros de MONCLOA.com, llegó el pelotazo informativo del año: los audios de Villarejo.

En una de las comidas más famosas que ya se recuerdan en el ámbito periodístico, la actual ministra de Justicia, Dolores Delgado; y el exjuez Baltasar Garzón, contaban ante el excomisario Villarejo y otros altos mandos policiales toda clase de tropelías.

Moncloa.com se ha convertido en el medio revelación del año

Pero ahí no acabó todos. Unas semanas más tardes la pelota cambiaba de tejado. Si durante unos días MONCLOA.com era un periódico al servicio del Partido Popular y la ultraderecha radical, dio un bandazo para ser un panfleto de izquierdas. Era turno para la ex secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, que tras unas reuniones poco afortunadas con Villarejo tuvo que dejar la política al galope.

Al margen de los asuntos políticos, el otoño trajo otro bombazo empresarial que MERCA2 empezó a desenmascarar antes de que estallara. A finales de octubre contábamos los planes ocultos del ruso que quiere hacer negocio con DIA a cualquier precio y que, si nadie lo remedia, lo terminará haciendo.

LOS TEMAS QUE FUERON NOTICIA

Junto al pelotazo de MONCLOA.com y todas las idas y venidas, MERCA2 también ha contado al detalle algunos de los temas más polémicos que ha habido sobre la mesa. Uno de ellos dejó a la hotelera NH como protagonista. En concreto hubo una lucha intestina entre los principales accionistas de la compañía a cuento de la opa de Minor y el precio que los asiáticos ofrecían. Una verdadera historia de pactos ocultos.

Igual de tensa ha sido (y es) la situación entre Endesa e Iberdrola a cuenta de las centrales nucleares y su posible aumento de la vida útil. Los primeros quieren ampliar la vida de las centrales; los segundos advierten de que se trata de un gasto enorme. Y la pugna no cesará en los próximos meses.

El otro gran tema que ha tenido dividió a varias empresas ha sido el fútbol y sus derechos televisivos. Aquí ha habido un tira y afloja que, además, ha acabado con una guerra de precios que terminará pasando factura a Movistar, Orange y Vodafone. Y es que los azules se han quedado con todo el fútbol, los naranjas entraron en la lucha, mientras que los rojos quieren dedicarse a otras cosas. Un guerra en toda regla.

Los bancos también han tenido su ración de drama durante este 2018. Durante un puñado de días contuvieron el aire a cuenta de una decisión del Tribunal Supremo sobre el “impuesto de las hipotecas”. Al final lo arregló el Gobierno (de ahora en adelante).