“La fotografía está avanzando  muy rápidamente en los smartphone. Cada vez esperamos más de su cámara”. Así de rotundo se ha manifestado recientemente Walter Ji, presidente de Huawei CBG para el este  de Europa.

La compañía de origen chino ha revelado cuál es la característica más importante para los usuarios de smartphones. Mediante un estudio realizado a escala europea se ha detectado que el 23% de la población quiere todo el potencial de una cámara réflex en su propio móvil. Algo complicado a día de hoy y en un futuro si se quiere conservar el tamaño del terminal.

Que se puedan realizar fotografías buenas con poca luz, poder capturar en menos intentos objetos en movimientos o poder utilizar el zoom sin perder calidad son algunas de las peticiones más sonadas. Además, el 80% desearía una mayor velocidad de obturación.

vodafone

Vodafone y Samsung bajan a la tierra el internet de las cosas

El internet de las cosas ha sido uno de los conceptos peor empleados de los últimos años en el ámbito tecnológico. Las empresas, por...

Según el estudio realizado, otra de las peticiones más sorprendentes es la que ha realizado el 69% de los encuestados. Quieren que la cámara les proporcione consejos para poder mejorar sus habilidades fotográficas. Esto es algo, que hasta el momento, no se había visto ni en las cámaras profesionales, y posiblemente sea uno de los complementos más utilizados.

Huawei es el segundo mayor productor de smartphones y, además, uno de los que más se centra en la mejora de las cámaras que portarán sus terminales. Por ejemplo, las lentes del Huawei P9 pueden llegar a superar a algunas de las cámaras digitales más tradicionales.

Este mercado va a seguir avanzando, es por esto que las empresas quieren saber qué piden sus posibles compradores. Además, la fotografía es una pasión que se ha extendido con rapidez en los últimos años.

Hay quienes buscan convertirse en fotógrafos profesionales –para los que ya hay concursos en los que las fotografías solo se pueden realizar desde un terminal– y otros que solo son aficionados a los que les gustan guardar recuerdos.

“En Huawei estamos convencidos de que todo el mundo debería poder tomar fotografías de gran calidad, ya sean principiantes o expertos en este campo. Nos gustaría poder hacerlo posible con nuestra nueva generación de Smartphone, que se lanzará el mes que viene en Europa” dijo Walter Ji.

Las demandas de los usuarios son difíciles de corresponder, por lo que no es seguro que en un futuro se puedan conseguir todas esas características en un solo móvil. Habrá que ir jugando con las posibilidades para acercarse lo máximo posible a esa cámara profesional tan anhelada.

¿Por qué es tan complicado?

Está claro que no es lo mismo pasear con un smartphone que con una cámara réflex al hombro, pero esta diferencia es una de las claves más importantes.

El tamaño que tiene la cámara profesional permite introducir en ella objetos de todo tipo para su funcionamiento. En cambio, el móvil, al tener un tamaño más reducido, tiene que utilizar sistemas operativos para poder funcionar.

Esto último también afecta a la calidad de la imagen. Mientras que el diafragma de una cámara se puede abrir y cerrar de forma natural, el smartphone realiza este movimiento mediante un software. Las lentes son otras de las limitaciones, los móviles suelen tener lentes y sensores de menor tamaño.

Además, las lentes suelen ser de plástico para poder ahorrar costes. Hay que tener en cuenta que la experiencia que se vive con una cámara réflex es muy difícil de suplir con un móvil.

Aun así, se podrán añadir funciones o módulos para mejorar la experiencia con Smartphones. Tanto es así que existen todo tipo de objetos externos como objetivos o filtros.

 

¿Cómo aprovechar la cámara de tu móvil?

Si no tienes el dinero suficiente para hacerte con uno de los modelos más caros -que suelen ser los que mejores cámaras poseen-  aun puedes aprovechar el tuyo.

Existen diferentes aplicaciones especiales que cumplen con las mismas funciones que una réflex. Además, algo que recomiendan muy a menudo es el disparo en ráfaga para tener la posibilidad de elegir. Si tan solo realizamos una foto es muy probable que haya algo que salga mal.

Otro de los consejos es no utilizar el zoom. El truco está en acercarse o alejarse en relación con el objeto que se quiera retratar. Del mismo modo hay que intentar no abusar del flash. Y sobre todo buscar la opción HDR con la que se capturan tres imágenes y se sobreponen creando, así, la imagen final.

Comentarios