cafe

Tras un inicio de año altamente volátil en los mercados mundiales, las materias primas agrícolas no se han quedado ajenas a estos grandes movimientos, llegando a ser una de las grandes apuestas desde principios de enero para importantes fondos de inversión.

Dos de ellas se han quedado rezagadas en las subidas generalizadas. Mientras que lideran la clasificación en rentabilidad anual otras como la soja, madera, la avena, el trigo o el maíz, alcanzando revalorizaciones en términos de dobles dígitos; el azúcar y el café se han quedado moderadamente rezagadas, bajando más del 10%. Todo ello, a pesar de la continua depreciación del dólar, divisa en la que se referencian todas ellas, y que debería haber proporcionado un fuerte impulso positivo.

Lejos de sus máximos históricos del año 2011, donde llegó a cotizar por encima de los 300$, la cotización del café acaba de perder los 120$, lo que podría suponer romper a la baja niveles de soporte históricos, con proyección bajista hasta los 85$. Además se enfrenta a distintos catalizadores que podrían provocar una caída todavía mayor. En Colombia, el clima húmedo reducirá su producción en un 20% en la primera mitad de año, mientras que en Brasil, la cosecha está ligeramente por debajo de las expectativas, cuando se esperaba alcanzar niveles históricos.

emprendedores

Riesgo latente en los mercados

Con los últimos movimientos vividos en los mercados, podríamos estar experimentando el comienzo de un año que ofrezca una alta volatilidad en la economía,...

El azúcar, por otro lado, como lo han sido las grasas en general, es la nueva bestia negra a combatir entre nutricionistas y médicos. Y muchas instituciones sanitarias a nivel mundial llevan varios años alertando sobre su excesivo consumo. Incluso algunos gigantes de la alimentación a nivel global, como Nestlé o Danone han anunciado compromisos para intentar reducir la cantidad de azúcar en sus productos, al igual que ocurre con bebidas azucaradas que además ven como pueden perjudicarles futuras tasas contra su venta.

Sin embargo, a nivel general se puede observar con optimismo el medio plazo. El dólar estadounidense debilitándose aún más, si como parece solamente vemos tres subidas de tipos durante el año, y una lista cada vez menor de activos alternativos, sumado a un crecimiento global más fuerte que es claramente positivo para los productos básicos.

Además, la debilidad del billete verde mejora la situación económica en regiones clave para el comercio internacional como China, que aumenta sus importaciones respecto a las estimaciones previas, y para los países emergentes. Estos se encuentran en claro desarrollo económico en naciones como Brasil e India, destacando particularmente como podemos ver en cada compañía que presenta sus resultados anuales, y otros como Argentina que consolida su crecimiento actual.

Manuel Pinto, analista de XTB

Comentarios