MásMóvil

Hace meses que MásMóvil dejó de ser una sorpresa en el mercado de las telecomunicaciones en España. Al principio sorprendió su desarrollo comercial, y las lenguas más afiladas achacaron todo a su agresividad en las promociones. Los más sensatos se dieron cuenta de que había un gran número de clientes que estaban algo hartos de los operadores tradicionales. Entonces llegó la hora de reformular las estrategias. Entre tanto, los amarillos han cocinado un buen pastel.

Ahora llega el momento de la verdad. Dentro de un mes, después de que los gallos del corral muestren su poderío en el Mobile World Congress de Barcelona, MásMóvil presentará resultados. Se trata de unas cuentas que por fin consolidarán la actividad real de Yoigo y Pepephone. De este modo, se podrá hacer la primera foto fija para futuras evoluciones. Aunque por lo visto hasta ahora, el avance es notorio.

Según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que corresponden al mes de noviembre, la compañía dirigida por Meinrad Spenger ha presentado un bizcocho [como se ve en el gráfico] bastante importante. Por lo que respecta a banda ancha fija, más de 50.000 nuevas líneas.

En el contexto global del sector, en el mes de noviembre, las líneas de banda ancha fija aumentaron en 56.943 líneas hasta un total de 14,8 millones. Tanto las líneas DSL como las de cable (HFC) disminuyeron, y algunos han sentido el golpe; mientras que las líneas de fibra hasta el hogar (FTTH) sumaron casi 200.000 líneas nuevas hasta los más de 8,4 millones. El 46,5% del total de líneas FTTH corresponde a Movistar, con un parque de 3,9 millones de líneas.

En cuanto al otro pastel, la tarta, aquí se confirma el buen estado de salud de MásMóvil, que en poco menos de un par de años ha conseguido tener una posición importante.

Todo ello pese a que la portabilidad moderó sus cifras con 633.107 números móviles que cambiaron de operador, lo que supone un 6,4% menos que el volumen registrado en el mismo mes de 2017. Aunque una vez más fue el Grupo MásMóvil, con todas las marcas que incluye, y los OMV, los que registraron saldos netos de portabilidad positivos.

En cuanto a este segmento, el parque de líneas móviles perdió 44.502 líneas en noviembre. El mes cerró con una cifra de 53,4 millones de líneas móviles, lo que supone un 2,8% más que hace un año. Las líneas M2M se situaron en 5,8 millones de líneas, un 18,1% más que hace un año.

TODOS MIRAN A MÁSMÓVIL

Con esta repostería, ahora es turno de que los demás muevan sus piezas. Y ya lo están haciendo. Los tres grandes operadores han bajado a la arena y han tenido que fragmentar sus servicios comerciales para competir en todas las franjas de precio. Tanto en el bajo coste como en los servicios más premium.

Es decir, Movistar, Orange y Vodafone empiezan a saber cómo desactivar l inercia positiva de MásMóvil. Potenciar sus marcas low cost ha sido el primer paso. Así, los O2, Lowi y Amena llevan su vida paralela, con ofertas muy agresivas y un único objetivo: ser firmas más agradables para los usuarios que estaban cansados de las compañías tradicionales.

Los tres grandes operadores han bajado a la arena y han tenido que fragmentar sus servicios comerciales

Por si fuera poco, todos están con las orejas en alto porque el sector todavía se encuentra en una fase de consolidación. Así, MásMóvil, pese a los desmentidos públicos -no le queda otra delante de la prensa-, sigue siendo una de las candidatas para hacerse con Euskaltel, algo que le haría ampliar la tarta y el bizcocho. Mientras, al margen de la repostería, sigue aumentando el instrumental de cocina.

MÁSMÓVIL Y SUS STARTUPS

Y es que las empresas, al menos las que tienen vida para contarlo, tienen un desarrollo vital similar al de las personas. Nacen, crecen, se reproducen y, en líneas generales, mueren o se transforman en otras cosas. MásMóvil es un ejemplo, que desde un pequeño lugar en el sector de las telecomunicaciones ha escalado hasta una posición de privilegio. Ahora, según su CEO, es hora de devolver al entramado empresarial la ayuda necesaria para que otros crezcan.

Como gran fuente inspiradora, el responsable de la compañía, Meinrad Spenger, aseguró hace unos días, durante la presentación de Masventures, que quiere -en la medida de lo posible- otorgar facilidades para aquellas startups, como lo fue en su día MásMóvil, para que crezcan y se desarrollen.

Además, también se trata de algún modo de un golpe en la mesa reivindicando, precisamente, que están listos para sentarse en la mesa con los “mayores”. Y es que los operadores tradicionales también tienen sus propios programas de emprendimiento. Faltaba MásMóvil, pero ya ha llegado.

Así, el operador amarillo, en colaboración con Inveready, un importante fondo semilla, ha lanzado Masventures,  una nueva aceleradora de startups que actuará como motor de innovación del grupo y que potenciará la relación comercial e inversión en startups enfocadas al sector de las nuevas tecnologías.