MásMóvil
Meinrad Spenger, CEO de MásMóvil

Si alguien pensaba que el Grupo MásMóvil iba a detenerse en su afán por seguir creciendo, estaba equivocado. Bien de manera orgánica, puesto que es el operador que más clientes nuevos ha captado este año; o de forma inorgánica, a través de la compra estratégica de otras compañías, lo cierto es que los amarillos están tejiendo una red de usuarios cada vez más amplia.

El último paso que ha dado la compañía presidida por Meinrad Spenger ha sido la compra del operador móvil virtual (OMV) Lebara España. Se trata de una compañía especializada, sobre todo, en el segmento de las personas migrantes. De este modo, MásMóvil se refuerza en otro nicho de negocio que sigue siendo una pata importante para los operadores de telefonía.

Por lo que respecta a la operación económica, el precio de esta adquisición asciende a un máximo de 55 millones de euros, de los cuales, 50 M€ serán en efectivo, más la asunción de determinados compromisos por valor de 2,5 millones.

Vodafone

Vodafone devuelve el golpe a Orange con Amazon Video

El sector de las telecomunicaciones en España vive una auténtica situación de estrés. Y es que en menos de 48 horas han volado las...

Además, según aclara la compañía en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), existe un pago contingente en función del éxito del proceso de migración de clientes a la red de MásMóvil de 2,5 M€, lo que resulta en un múltiplo EV/Ebitda de 7,5x antes de sinergias, y de 2,3x postsinergias.

MÁSMÓVIL CUBRE OTRO FRENTE

Con la compra de Lebara España, MásMóvil suma otro frente en su línea de negocio. Si ya tenía cubierto por completo la parte de bajo coste con Pepephone; y rendía a buen ritmo con la propia marca de MásMóvil en el, ahora renombrado, low cost premium, la llegada de este nuevo OMV le termina de cubrir todos los flancos.

Además, Yoigo, la firma que quieren resituar para los clientes de valor añadido, sigue su ritmo de captación. Por lo tanto, el volumen global de clientes seguirá creciendo durante este ejercicio.

En cuanto a la compañía que adquieren, se trata de un OMV (con cerca de medio millón de clientes) que utiliza la red de Vodafone -acuerdo que finaliza en el segundo trimestre de 2019- y que ofrece, sobre todo, servicios de prepago para el segmento étnico. Una vez que finalice este contrato mayorista, lógicamente, los clientes migrarán a la red de MásMóvil.

Lo curioso de la compra es que MásMóvil ya contaba con un operador especializado en los migrantes, como es el caso de Llamaya. Aunque como aclara el responsable de la compañía, se trata de reforzar más si cabe este nicho de negocio.

Comentarios