Marín Quemada
Marín Quemada antes de una entrevista en RNE.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia prepara su renovación antes de octubre. Este imprescindible organismo gubernamental renovará a la mitad de sus consejeros, entre los que se encuentra José María Marín Quemada, presidente de la CNMC y componente de la Sala de Competencia.

Su mano derecha, María Fernández, vicepresidenta y componente de la Sala de Regulación, también dirá adiós. Todavía es pronto para saber quién relevará a Marín Quemada, que ha pedido que su sustituto sea “independiente, riguroso y de prestigio”.

El exconsejero del Banco de España se ha convertido en un látigo para Mediaset, que acumula más de 6 millones de euros en multas, y para Atresmedia. Ambos operadores respirarán con su adiós, especialmente el grupo que pilota Paolo Vasile.

EL ‘FIN DE FIESTA’ DE MARÍN QUEMADA

Mediaset y Atresmedia podrían ser sancionadas en las próximas semanas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia por las presuntas prácticas irregulares que han llevado a cabo en materia publicitaria. La multa podría rondar los 30 millones de euros por operador.

El grupo que dirige Paolo Vasile, que está que trina con la CNMC, denunció en abril “la animadversión mostrada públicamente de forma reiterada por el presidente de la CNMC, José María Marín Quemada”.

Marín Quemada
José María Marín Quemada, presidente de la CNMC.

Mediaset apostó por la hemeroteca para señalar que el presidente del organismo gubernamental explicó en 2015 que “debería haber al menos cuatro grandes actores para asegurar la competencia” y señaló que “a nosotros (por la CNMC) los duopolios nos ponen extremadamente nerviosos, por no hablar ya de los monopolios. Sólo cuando tenemos cuatro, estamos más tranquilos”.

UNA COLECCIÓN DE DECLARACIONES POLÉMICAS

En 2016 Marín Quemada señaló que “tiene mucho que ver con los sucesos del pasado, que han hecho que, a través de concentraciones de canales, tengamos en estos momentos dos grupos de referencia en televisión, y otros dos grupos más pequeños a los que no llega la publicidad, que es lo que da vida y sangre en definitiva a un canal”.

El presidente de la CNMC asegura que los grupos con menos canales “tienen dificultades terribles para competir con esos dos grupos de referencia, que basta con que se miren uno a otro dentro de ese duopolio para que se alcancen por la tácita posiciones comunes”.

En 2017 tampoco se cortó: “El oligopolio en el tema de las televisiones nos preocupa muchísimo. Hay un duopolio clarísimo, llamando las cosas por su nombre, que está empezando a preocupar extraordinariamente a la CNMC (…) Cuantos más agentes haya en un mercado como este mejor les irá a los anunciantes“.

MARÍN QUEMADA NO SE CORTA

Este mismo año Marín Quemada afirmó con preocupación que existe “un duopolio tremendamente inquietante en lo que supone para los costes de las empresas, y extraordinariamente malo para lo que tienen que pagar los ciudadanos”.

Y recalcó que “las empresas son los anunciantes de las televisiones, y si dos se ponen de acuerdo, esto es extraordinariamente malo para los consumidores de espacios de publicidad, que les genera un incremento del coste”.

Mediaset cree que estas declaraciones evidencian que están “ante una resolución que parece ya decidida antes de tiempo”, aunque confían “en que el Consejo de la CNMC estudie y decida desde la independencia y rigurosidad, dejando a un lado la posición parcial y personal del señor Marín Quemada“.

También esperan “que, tras un análisis profesional y objetivo, concluya que Mediaset España no ha incurrido en ningún comportamiento ilícito en el desarrollo de todas sus actividades, incluidas las comerciales, que son las que ocupan este expediente”.

LA SITUACIÓN AUDIOVISUAL ESPAÑOLA

El Consejo de Ministros aprobó hace unos días un real decreto por el que se libera la banda de 700 MHz del espectro radioeléctrico que actualmente ocupa la TDT para dejar espacio a la tecnología 5G. La liberación del Segundo Dividendo Digital tendrá que finalizar antes del 30 de junio de 2020 para llevar a cabo con éxito la hoja de ruta que ha marcado la UE.

El Gobierno prepara ayudas por valor de 150 millones de euros para minimizar el impacto entre operadores y usuarios. El Ministerio de Economía por su parte prepara una Ley que obligue a Netflix y a otras OTT a financiar con un canon a RTVE.

Esta medida llega al calor de una directiva europea que pretende que se armonicen los derechos y obligaciones entre los operadores digitales y los tradicionales, molestos porque ellos tienen que cumplir una legislación en materia publicitaria o de contenidos que en internet no existe.

Marín Quemada
La industria televisiva ante algunos de sus retos.

La regulación de las tardes televisivas, con sus restricciones publicitarias y la mirada con lupa de la CNMC hacia lo adecuado de según que asuntos para la infancia, contrasta con lo que se ofrece a esa hora en la red: vídeos violentos, sexo non stop y publicidad al cubo.