Mapfre
Foto: Mapfre.

Público y notorio. Así se puede definir el interés de Mapfre por Caser, a la que llegó a remitir una carta en la que mostraba su intención “en la posible adquisición de una participación mayoritaria de dicha compañía”. Escueto y directo. Eso sí, los números brillaban por su ausencia.

Desde febrero, hasta hoy, la entidad presidida por Antonio Huertas no ha recibido ningún tipo de comunicación por parte de Caser. Eso no quiere decir que haya desistido en el intento (su sueño es conseguir, al menos, el 50,1% de las acciones aproximadamente). Fuentes de la compañía, preguntadas al respecto, han respondido con un “todo depende de los franceses”. ¿Ha contactado directamente Mapfre con Covea, la parte francesa de Caser que posee el 20% de las acciones? La misma fuente ni confirma ni desmiente.

Fuentes de la aseguradora española inciden en que la pelota está en el tejado de sus homólogos franceses

Además de Covea, en Caser conviven Bankia (15%), Ibercaja (13,95%), Liberbank (12,22%), CaixaBank (11,51%), Unicaja y Abanca (cada una con un 9,99%), Sabadell (1,79%), Cecabank (1,55%) y BBVA (0,24%). ¿Por qué la solución está al otro lado de los Pirineos? Porque las posibles vías que se abren en el caminar de Covea por Caser no son de sentido único.

MAPFRE Y LOS CAMINOS DE COVEA

Tanto CaixaBank como Bankia han manifestado en más de una ocasión que no verían con malos ojos desprenderse de su participación en Caser. Es decir, sumando ambas hablaríamos del 26,51%. Por otro lado, la fusión de Unicaja y Liberbank sumaría, por su parte, el 22,2%. Demasiado ‘pastel’ para ellas, según han manifestado. Con un 10% de las acciones quedarían ‘saciadas’. Ese 12,2% que podrían vender, sumado al 26,51% de Bankia y CaixaBank, sumaría un 38,71%.

Recapitulemos: si al 20% de Covea le unimos el 26,51% de CaixaBank y Bankia, el 46,51% resultante sería un ‘bocado’ apetecible para Mapfre. En el caso de añadir, además, el 12,2% de Unicaja y Liberbank (dinero que les vendría como agua de mayo para acometer el plan de integración), dicho porcentaje se elevaría por encima del 58%. Dos caminos que llevarían a Mapfre hasta Caser.

¿Y por qué se desprendería la parte francesa, Covea, de su porcentaje en la aseguradora presidida por Amado Franco? Porque en su país de origen quiere controlar Scor. Y con el dinero que metería en su zurrón vendiendo el porcentaje de Caser, la operación sería más sencilla. Toda una ventana abierta para Mapfre si así sucediera. Pero se le cerraría si Covea diese un paso al frente y, en vez de vender, se hiciera con las participaciones mencionadas fortaleciendo su posición en Caser.

DKV

DKV anhela un pacto de caballeros para salir del hospital de Denia

DKV no se ha sentado durante las dos últimas reuniones planeadas con la Generalitat Valenciana para que el hospital de Denia vuelva a manos públicas. Las condiciones puestas sobre la mesa, según la aseguradora, no eran las adecuadas.

El Grupo Caser tuvo un resultado antes de impuestos de 112,8 millones de euros, es decir, un 29% más que los datos cosechados en 2017. El beneficio neto, por su parte, se incrementó un 32%, para situarse en los 87 millones de euros. Otros datos relevantes son que mejoró la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) para situarse en el 9,3%, ha logrado exceder en 538 millones de euros el mínimo de Solvencia, alcanzando el 193% del ratio exigible.

Según la compañía, los planes previstos en su plan estratégico se cumplieron gracias a la excelencia en la distribución, al haber puesto al cliente en el centro de la organización, y a la transformación digital y del modelo operativo. Por ramos, la actividad de seguros facturó 1.498 millones de euros en primas, los ingresos de ramos de No Vida alcanzaron los 1.018 millones de euros, y tanto Decesos, Protección de Pagos y Asistencia en Viaje, y Agrarios tuvieron un buen comportamiento.