Garajes.
Imagen de un aparcamiento.

El Gobierno autonómico de Madrid que preside Ángel Garrido va a acabar con uno de los últimos privilegios de la familia Franco. Se trata de su descomunal herencia en forma de párkings en Madrid. La Comunidad de Madrid planea una inversión de 200 millones de euros para crear 16.000 plazas de aparcamiento disuasorias. La familia Franco, con varios garajes en la capital, es la más afectada y ve peligrar un negocio que en algunos casos reporta unos beneficios de 1,5 millones anuales a la familia del dictador.

Aparcar en Madrid se ha convertido en una misión casi imposible. Las políticas municipales tampoco han ayudado mucho en este sentido. Las medidas para peatonalizar la capital han suprimido plazas de aparcamiento. La guerra al coche privado está servida. En esta cruzada los más beneficiados son los distintos garajes que se distribuyen por el centro de la ciudad. Quien tiene una plaza para aparcar el vehículo tiene un tesoro y en este negocio reina la familia Franco.

Ríos Rosas, Princesa, Atocha, Alcalá, Ponzano, Lavapies… Y así hasta cerca de diez emplazamientos ‘premium’ colonizados por los descendientes del dictador. A través de varias empresas, los descendientes de Franco controlan varios garajes de la ciudad con los que engrosan una cuenta corriente que algunos cifran en más de 500 millones de euros.

Blakstone

Los Boada, de “amigos” de Franco a “dueños” del inmobiliario español

Este verano, Blackstone se convirtió en el mayor propietario de hoteles de España gracias al éxito de su opa sobre Hispania, socimi de la...

Una de las empresas utilizadas para gestionar las plazas de garajes es Estacionamientos Urme. Esta compañía cuenta con algunos locales situados en emplazamientos donde es muy complicado estacionar en la superficie. El presidente de la misma es Francisco Martínez-Bordiu Franco, más conocido como Francis Franco. El vástago de Carmen Franco, hija única del dictador, también aparece como consejero y como consejero delegado.

La exclusividad de algunos de los emplazamientos para estacionar el vehículo ha supuesto que en más de una ocasión los Franco hayan facturado más de 120.000 euros mensuales gracias a este negocio. Pero a la familia Franco les ha salido un duro competidor, la Comunidad de Madrid. El Gobierno Regional pretende realizar una fuerte inversión para construir varias aparcamientos disuasorios a la entrada de la capital.

La Comunidad de Madrid prevé invertir de aquí a 2029 alrededor de 200 millones de euros en aumentar y mejorar la red de aparcamientos disuasorios con más de 46.000 plazas (16.000 de ellas nuevas), que serán gratuitas para los usuarios del transporte público en la región.

El objetivo del plan es priorizar el uso de estos aparcamientos para las personas que vayan a utilizar el transporte público. Para ello, se instalarán sistemas de control de acceso y un sistema de tarifas ligado al uso de dichos aparcamientos, aunque el Gobierno Regional asegura que será gratuito para los usuarios del transporte público. Los Franco tiemblan ante esta posibilidad porque puede suponer un descenso de su volumen de negocio.

En la actualidad, la Comunidad de Madrid cuenta con 75 aparcamientos disuasorios repartidos por una treintena de municipios de la región, lo que supone una oferta de cerca de 30.000 plazas.

El plan contempla, por un lado, la adecuación de los aparcamientos existentes con medidas como la dotación de vigilancia y la instalación de barreras y, por otro, la creación de 16 más con 16.000 nuevas plazas en puntos estratégicos de la región ligados a los corredores de entrada y salida en la capital.

En total, el plan contempla una suma de 91 aparcamientos en la Comunidad de Madrid con más de 46.000 plazas que permitirán reducir el tráfico de acceso a la capital durante la hora punta. El Gobierno regional prevé actuar en una primera fase (2018-2021) en 29 aparcamientos, con 16.780 plazas, con una inversión de más de 75 millones de euros.

De estos aparcamientos cuatro serán de nueva construcción, con modelos de participación público-privada y estarán ubicados en San Sebastián de los Reyes, Ciempozuelos, Alcalá de Henares y Collado Villalba.

La segunda fase (2022-2025) comprende una inversión de unos 65 millones de euros en 30 aparcamientos con 15.020 plazas, mientras que la tercera fase (2026-2029), con una inversión de 61 millones de euros, afectaría a 32 aparcamientos y 14.360 plazas. Los aparcamientos del plan dispondrán de información en tiempo real de la ocupación de cada uno de ellos, así como puntos de recarga eléctrica y reserva de plazas para vehículos compartidos o sistemas de préstamos de bicicletas, entre otros.

LOS FRANCO Y SUS NEGOCIOS

De todos modos, la familia Franco no tiene por qué preocuparse, porque los aparcamientos son sólo uno de los negocios con los que cuenta. De hecho, los descendientes del dictador también controlan otros sectores como el inmobiliario, el alimentario e incluso el sanitario. De hecho, Carmen Franco figura aún en el registro mercantil con 21 cargos societarios. Su hijo Francisco Franco Martínez-Bordíu, con otros 24. Y sus hermanos e hijos, como Luis Alfonso de Borbón, se distribuyen por el ‘sataff’ de medio centenar de consejos de administración de empresas, la mayoría sin apenas empleados.

Comentarios