Este jueves arrancó la feria del videojuego, Madrid Games Week, un evento que mueve cientos de miles de personas y que busca consolidarse como una de las principales ferias nacionales e internacionales del sector. En ella conviven los principales desarrolladores y distribuidores, los equipos y cientos de fans que quieren acercarse al mundo de los e-Sport.

El equipo madrileño MAD Lions es uno de los participantes. La startup española tiene un año de vida y nació por la propuesta de sus creadores de hacer un equipo grande y competitivo. Jorge Schnura, uno de los fundadores, señala en declaraciones a MERCA2, que “el equipo no es una empresa deportiva, sino de medios y entretenimiento, así creamos un club como puede ser como el Real Madrid o el Manchester United”.

Este equipo está compuesto por 54 personas y están presentes en cinco juegos: League of Legends, Country Strike, Clash Royale, Call of Dutty, esto dentro de la Superliga Orange, y el Fifa 18. Sus jugadores tienen edades comprendidas entre los 16 y los 28 años, dependiendo del juego en el que se especializan. Casi todos conviven juntos en una casa en Madrid, que hace las veces de Centro de Alto Rendimiento, similar al de los deportistas de élite. “Es un concepto parecido al de la Masía, en Barcelona, los más jóvenes viven en casa juntos, así se controla que no solo jueguen, sino que hagan ejercicio y se alimenten bien”, señala Schnura.

Los eSports no encuentran su lugar en la legislación

Los eSports están perdidos, tienen su hueco en el territorio español pero no saben como legislarse y esto cada vez les crea más problemas....

MAD Lions comenzó con una financiación inicial de un millón de euros. Al tiempo hicieron una ampliación de capital con inversores privados y además cuentan con varios patrocinadores. “Nuestro modelo de negocio se basa en patrocinios, acciones publicitarias con marcas, venta de merchandising, y otras líneas de negocio”.

Acaban de sumar a Nescafé a de la lista de sponsors del club. Es la primera vez que una marca del universo Nestlé entra en el negocio de los e-Sports. También han hecho acciones puntuales con marcas como Orange, La Caixa o Babyliss, entre otros.

Otra línea de ingresos del club se realiza a través de los derechos de imagen. “La mitad de los derechos de imagen de los jugadores son del club, y ellos hacen acciones con diversas marcas como Samsung, por ejemplo”.

Los salarios de los jugadores son tan misteriosos como relativos. Tienen dos tipos de contratos, uno laboral por el cual cobran un salario, y uno mercantil a través del que se gestionan los derechos de imagen. Además tienen variable en función de los premios que ganen en las competiciones, del cual se llevan una parte. Cada juego se mueve en unos parámetros económicos concretos. Son distintas divisiones y por tanto la remuneración es diferente.

La realidad de los MAD Lions ha cambiado mucho en estos 15 meses de vida. “Hace un año teníamos que explicar que eran los e-Sports cuando íbamos a reuniones con patrocinadores, ahora ya les suena o algo han leído”, bromea. Los jugadores ganan dinero y empiezan a tener fans. Son muy activos en las RRSS y tienen muchos adeptos. Consiguen llenar pabellones para verles jugar, como ocurre en pocas disciplinas deportivas.

Muchos de los componentes del equipo tienen una dedicación absoluta a la competición, dependiendo del juego en el que compiten, un formato similar al deporte. Algunos tienen trabajos a tiempo parcial, pero generalmente centran su vida en jugar.

Los MAD Lions son vigentes campeones en tres de los cinco juegos en los que participan, y este fin de semana van a competir en la fase final de Clash Royale, en la Madrid Games Week.

MAPFRE ENTRA EN EL MUNDO DE LOS e-SPORTS

La industria del videojuego ha generado más de 900 millones de euros a nivel global en 2018, lo que ha supuesto un crecimiento exponencial del 38%, desde el año anterior. Además, tiene una audiencia de casi 400 millones de personas en el mundo y se prevé que en 2020 sean casi 600 millones. Según los datos aportados por Mapfre, los e-Sports tienen una tasa de crecimiento cuatro veces mayor a la de la industria del fútbol.

Mapfre ha firmado un acuerdo con las tres principales compañías a nivel nacional e internacional: ESL, la mayor compañía independiente de e-sports del mundo; LVP, La liga de videojuegos profesional, la mayor del sector en lengua hispana; y GGTech, el mayor organizador de competiciones en el ámbito académico universitario. Este acuerdo pretende sentar las bases de algo mayor y el objetivo es ser la aseguradora de jugadores y equipos, y “entrar de lleno en el ecosistema”, según apuntan fuentes de la compañía de seguros.

Además, el ayuntamiento de Madrid va a destinar cinco millones de euros para impulsar esta industria. Lo hará a través de las áreas de Economía y Hacienda, y de Cultura y Deporte. Con este programa las empresas que lo necesiten podrán solicitar avales por el 100% de su inversión. El consistorio que dirige Manuela Carmena tratará así de facilitar el acceso a la financiación y avalar el lanzamiento de proyectos relacionado con el videojuego.

Comentarios