Los Lobos han hecho historia. Para aquellos que no les conozcan son los cuatro concursantes del programa Boom, de Antena 3, presentado por Juanrra Bonet, que este pasado miércoles consiguieron el record Guinness mundial de participación en un programa de televisión, tras superar los 300 programas seguidos imbatidos.

Como gesto de compromiso, de agradecimiento y de gratitud, Atresmedia les ha adelantado una parte del bote que han ido generando. Lo hizo de manera espontánea, tras numerosas bromas por parte de los concursantes pidiendo a la dirección que les proporcionara una parte del monto total. En concreto ha repartido 700.500 euros, lo que supone aproximadamente 175.000 euros para cada uno. Esta parte del total corresponde al bote conseguido durante los siete meses del año 2017.

Valentín Ferrero, es uno de componentes de Los Lobos; junto a José Pinto; Manuel Zapata; y Erundino Alonso; y fue quien sugirió a los demás la posibilidad de concursar en este espacio. Para Valentín, Boom se ha convertido en su trabajo, ya que, como el mismo comentó en uno de los programas tuvo que abandonar su puesto en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Miguel Hernández, de Elche, porque no podía vivir con el sueldo que ganaba. La Universidad le pagaba 250 euros mensuales, por tres horas de clases a la semana, tres horas de tutorías, y por dirigir las tesis de algunos alumnos.

Atresmedia les ha adelantado una parte del bote que han ido generando

Valentín, en declaraciones a MERCA2, asegura que decidió probar suerte en la tele por necesidad: “Me apetecía mucho volver a la tele y estaba en una situación muy complicada en la Universidad, no podía promocionar y tenía que buscar una salida. Estaba apuntado a la bolsa para dar clase en secundaria, pero justo me llamaron del programa”.

La vida le ha cambiado por completo gracias a su participación en el concurso. “Nunca imaginé que llegaríamos tan lejos, cuando íbamos ganando nos poníamos una meta. Hasta verano, por ejemplo, después hasta Navidad y así va pasando el tiempo”, asegura.

A diferencia de Valentín, José y Erundino continúan con sus trabajos previos al concurso. “Lo de José y Erundino es muy complicado porque tienen que compatibilizar el trabajo y la tele, y a veces es difícil. Son muchos meses de grabación y muchos viajes, tiene mucho mérito. José hace críticas de cine, lo tiene más fácil”, matiza.

Como es un apasionado del arte, Ferrero cree que invertirá el dinero en seguir creando“Me gustaría utilizar el premio para financiar mi obra artística, para poder financiarme a mí mismo y crear”. No obstante, a menudo ha manifestado la pasión que siente por su profesión y se ha declarado amante de la cultura.

Quizvideo, la startup que imita a los concursos de la tele

Hay cosas que nunca pasan de moda y que se renuevan para adaptarse a los nuevos tiempos. No hay nada más de toda la...

A pesar de llevar más de 300 programas y haber eliminado a centenares de equipos recuerda a un grupo de chicos jóvenes a los que les costó mucho ganar. Recuerdo el cuarto equipo con el que nos enfrentamos, era estudiantes, de Barcelona, llevaban como amuleto un castor. Otro grupo de estudiantes de medicina también nos hicieron estar en apuros. Los equipos jóvenes son los que más difícil nos lo han puesto”. 

Los Lobos se conocieron en Saber y Ganar, de La2, donde eran contrincantes. Su primer programa en Antena 3 se grabó el 3 de mayo de 2017, y desde entonces han generado un bote que supera los tres millones de euros, a lo que tienen que sumar su acumulado diario, que alcanza el millón y medio.

El programa de Gestmusic se ha convertido en líder de audiencia en su franja. Un espacio que estaba reservado para su principal competidor, Pasapalabra, presentado por Cristian Gálvez, en Telecinco. Boom tiene un share de 17,5 % y una media de 1,8 millones de espectadores, y lleva cuatro meses superando los datos del concurso de Mediaset.

Valentín asegura que tiene ganas de terminar y llevarse el premio, “queremos poner la guinda, acabar bien y llevarnos el bote”. Se lo han ganado a pulso, tras año y medio colándose en las casas de dos millones de espectadores.
Comentarios