Deliveroo

“Nosotros vocacionalmente no trabajamos más que con empresas que están en orden”. Palabras con las que Manuel Robledo, el presidente de Comess Group –la matriz de Lizarrán o Cantina Mariachi– advierte que, en caso de una sentencia contraria a las prácticas laborales de Glovo o Deliveroo, se “plantean no trabajar con ellos”. Y eso que de momento están en pruebas para lanzar el servicio delivery en la mayoría de sus 13 enseñas a nivel nacional.

“Si hay alguna mala práctica nosotros lo consideramos muy negativo. No nos vamos a meter en nada que vaya en contra de las personas y la sociedad”, apunta Robledo a MERCA2, quien asegura que en caso de sentencia firme contra Deliveroo o cualquiera de estas plataformas por el uso de riders como falsos autónomos se plantearán dejar de trabajar con ellos.

Quedan pocos establecimientos de restauración que no tengan su propio servicio a domicilio o estén dentro de las plataformas de reparto a domicilio como Glovo, Deliveroo o Just Eat. La última en realizar pruebas es Comess Group. Esta ya ha comenzado a experimentar con su marca Don G para ampliar el servicio al resto de enseñas.

“Hemos empezado hace unos meses con Don G, con una prueba piloto. Nos vamos a apoyar en las plataformas, fundamentalmente en Glovo, Deliveroo, y Just Eat; ya que no queremos tener motos propias. La idea es convertir este servicio en un eje estratégico”, señala a MERCA2.

sánchez romero

Sánchez Romero a lo clásico: vende más por teléfono que online

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) lleva años etiquetando en sus informes a Sánchez Romero como la cadena más cara del país. Una etiqueta que...

Así, desde Comess Group desvelan que la siguiente enseña en entrar en este negocio será Pieology, la marca de pizzas frescas y ensaladas. Y en enero, hará su estreno el buque insignia de la compañía, Lizarrán. Teniendo en cuenta que tienen cerca de 200 establecimientos en España y la previsión de abrir otros 20, desde el grupo son conscientes de que “no es un producto delibery, pero tendremos que adaptarlo y poner ensaladilla rusa y tortilla de patata”. Otras como Cold Stone, especializada en helados, tienen escasas probabilidades de entrar en este servicio.

EL JUICIO CONTRA DELIVEROO

Y justo cuando el grupo se ha decido a usar este tipo de plataformas es cuando Deliveroo ha sido llevado a los tribunales. Hace unos días, más de 500 riders estaban citados a declarar en el Juzgado Social de Madrid en el juicio que se iba celebrar contra esta empresa de reparto a domicilio por la contratación de falsos autónomos. Finalmente se suspendió y quedó aplazado para el próximo 31 de mayo a la espera de recabar más pruebas.

No es la primera vez que Deliveroo es llevada ante los tribunales. Pero en este caso la sentencia será significativa porque es una demanda interpuesta por Inspección de Trabajo que afectará al medio millar de trabajadores que prestan sus servicios en la capital española. Es decir, no se trata de un caso en concreto.