Lidl
De izq. a drch: Jesús Román, Director Científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA); Jaime Martín, CEO y fundador de Lantern; Arantxa Conde, responsable de Relaciones Públicas de Lidl España y el chef Fernando del Cerro.

Vegetarianos, veganos o flexitarianos. Todos ellos pertenecen a ese creciente ecosistema de personas preocupadas por su alimentación y que se engloban bajo el concepto de veggie. En España suponen el 7,8% de la población (cerca de tres millones), un mercado en el que supermercados como Lidl toman la delantera con el lanzamiento de su nueva línea de yogures de verduras, bajo su marca propia de productos lácteos Milbona.

“Intentamos democratizar el acceso a los productos bio y veggie desde nuestros lineales”, señaló la responsable de Relaciones Públicas de Lidl, Arantxa Conde, durante la presentación en Madrid. Los nuevos yogures están disponibles en tres variedades: zanahoria y fresa, espinaca y manzana, y calabaza, plátano y albaricoque.

En este campo, desde Lidl aseguran que lanzarán más novedades al mercado durante el año. Novedades que no llegaran al mercado online, donde la compañía no tiene previsión de ampliar su surtido de bazar en la venta por internet en España.

Lidl ha triplicado su surtido bio y cuenta en la actualidad con más de 100 referencias

El movimiento veggie, aquel que incluye a los vegetarianos, veganos y flexitarianos, no deja de sumar adeptos. Una de cada 10 mujeres se identifica con este movimiento, que según los expertos es transversal, pero tiene un claro componente urbano.

Según revelan los avances de la nueva edición del estudio ‘The Green Revolution. Entendiendo el auge del movimiento veggie’, elaborado por la consultoría Lantern, en los últimos años se ha observado en España un aumento de los consumidores flexitarianos, ya que actualmente el 35% de los españoles afirma que reduce su consumo de carne roja o directamente lo evita. Estos siguen una dieta principal­mente vegetariana, con un consumo muy esporádico o reducido de carne o pescado.

“El consumidor español está cambiando, está haciendo suyas tendencias que ya imperan en países como EEUU, Alemania y Reino Unido y cada vez busca soluciones más adaptadas a las nuevas corrientes internacionales y a su nuevo estilo de vida. Para el 2023 el mercado global de sustitutos de carne alcanzará los 6.430 millones de dólares, con nuevas marcas y productos que aterrizan en el mercado para dar respuesta a estas necesidades”, expone Jaime Martín, CEO y Fundador de Lantern.

APUESTA POR LA ALIMENTACIÓN BIO

Con los nuevos yogures de Milbona, Lidl continúa innovando en el segmento de lácteos, que ya cuenta con un variado surtido bio, de yogures griegos, bífidus, skyrs y una amplia gama de postres vegetales de avena, almendra y tofu al cacao, así como postres veganos elaborados a base de bebida de coco.

La apuesta de Lidl por los alimentos bio le ha llevado a convertirse en el principal distribuidor de alimentación ecológica de España. De acuerdo con esto, casi la mitad de los hogares españoles (46%) que compran yogur bio lo hacen en Lidl, lo que representa un total de 940 mil hogares.

Desde 2016, la compañía ha triplicado su surtido bio y cuenta en la actualidad con más de 100 referencias; lo que les ha permitido alcanzar una cuota de valor de 15,4%, según Kantar Worldpanel, liderando el mercado bio por delante de enseñas como Carrefour. De hecho, 4,4 millones de hogares españoles compran la variedad bio de Lidl.

Estas innovaciones se suman a las últimas lanzadas por la cadena alemana. Así, recientemente anunció que 2019 Lidl eliminará de sus tiendas todos los artículos de plástico de un solo uso (vajillas de plástico, pajitas para beber y bastoncillos de algodón para los oídos) y se ha comprometido a garantizar que todos los envases de plástico de productos de marca propia sean 100% reciclables hasta 2025. De hecho, ya ha eliminado todas las bolsas de plástico de sus líneas de cajas de sus 550 establecimientos.