LG
Andrey Rudakov/Bloomberg

El negocio de LG avanza con dos velocidades muy diferentes. El gigante coreano de la electrónica da por perdida su batalla en el segmento móvil. Sin embargo, su negocio de televisiones está en pleno auge, tanto en la venta como en la fabricación de componentes para otras compañías.

Y todo eso impactará de lleno en la cuenta de resultados. En concreto, según un informe que difunde Bloomberg esta semana, LG Electronics conseguirá que la volatilidad en sus resultados anuales sea la menor de los últimos años. Así, aunque su división de comunicaciones móviles seguirá estando en número rojos, el beneficio podría duplicarse con respecto al año anterior.

Según las estimaciones de Bloomberg, hay dos divisiones que están teniendo un gran comportamiento este ejercicio. Las ventas de electrodomésticos están en alza, así como el despacho de piezas de automóviles, un negocio en el que LG cada vez se consigue mayor cuota de mercado y confianza por parte de los fabricantes. Tanto, que la estimación de crecimiento es del 30% anual hasta 2020, siendo muy importante las sinergias que tiene en estos momentos con Chevrolet.

Huawei

Huawei pega otro bocado a Samsung y conquista también África

Huawei sigue ganando terreno a Samsung en muchos mercados, sobre todo en África y Asia, donde los chinos siguen creciendo mes a mes

Todo esto choca frontalmente con su negocio móvil. Las estimaciones de mercado son pesimistas con LG, y parece probable que vuelva a quedarse lejos de los principales actores del negocio en estos momentos. Sobre todo con los fabricantes chinos que, poco a poco, han salido de su lugar de origen y ahora venden en casi todos los continentes. Por ejemplo, Xiaomi ha desembarcado en España con un fuerte tirón comercial, así como unos precios que preocupan incluso a los grandes capos de sector como Samsung y Huawei. Por lo tanto, LG directamente sabe que en algunas regiones su cuota de mercado empezará a ser residual.

¿Y de qué piensa vivir LG?

El 30% de los ingresos de LG en los primeros nueve meses del año fueron gracias a los artículos de entretenimiento y aparatos electrónicos del hogar. El otro gran apartado, con un 19% de los ingresos, fue el nicho de móviles. En cuanto al mundo del motor, de manera directa ingresó un 6% a través de componentes, mientras que de LG Innotek, su subsidiaria de componentes electrónicos, recibió un 8%.

Nivel de ingresos (en moneda local) | Bloomberg

Aunque el gran triunfo de LG en esto momentos se debe a la televisión. Y, más concretamente, no solo en la venta de aparatos. El motivo es que LG participa de manera directa -lógicamente- en LG Display, que se trata del único proveedor de paneles TV OLED. Lo cual le otorga una posición de dominio en todo el engranaje del negocio.

En cuanto a las demás ramas corporativas, los analistas de Bloomberg no son excesivamente optimistas. Creen que los componentes de vehículos todavía tienen costes muy altos y son poco rentables, mientras que los teléfonos inteligentes seguirán siendo un lastre, estiman.

Pese a todo, los electrodomésticos y aires acondiciones seguirán siendo el motor de LG durante los próximos meses. No en vano suponen el 50% de sus ingresos; y, mientras la compañía coreana siga perdiendo fuelle en su negocio móvil, todo servirá para compensar esa situación.

Comentarios