Letizia

Letizia tiene controlada a toda la familia. Es más, podríamos decir que los tiene a todos tiesos como una vela, ¿No es cierto? Y es que nadie es capaz de saltarse esas normas que ella ha impuesto a lo largo de todos los años.

Ni Felipe, ni Sofía, ni Leonor. Ninguno ha sido capaz de plantarle cara a Letizia y decir ‘basta ya’. Prefieren seguir haciendo lo que ella tiene programado y evitar enfrentamientos. Pero, ¿Cuáles son esas obligaciones? Vamos a conocerlas.

“Déjame terminar”, el día que todo comenzó en la Casa Real

Para contar bien una historia hay que comenzar desde el principio. Y el principio de la historia de Felipe y Letizia fue el día en el que anunciaron su compromiso. Ambos estaban muy enamorados, se les veía en las miradas, pero Letizia, como es habitual en ella, quería quedar por encima del que sería su marido.

Letizia estaba hablando con los periodistas y, en un momento dado, Felipe la interrumpió para aclarar algo, solo que ella le cortó antes de que dijera nada con un “Déjame terminar”. ¿Empezaría ahí la época del terror de Felipe?

Suponemos que en esos momentos alguien le diría a Letizia que debía respetar siempre a Felipe, solo que dudamos de que fuese él mismo. Desde ese momento, Letizia notó que podía tener el control y se lanzó a por él, sin ninguna duda.