‘El Chiringuito de Jugones’ regresó este lunes demostrando que sigue en forma: 4,3% de share, cifra que supone la mejor vuelta de la tertulia a las noches de Mega.

El debate futbolero se marchó de vacaciones en julio diciendo adiós con cariño a Nacho Peña, que siempre tendrá un hueco en el espacio según su creador, director y presentador, Josep Pedrerol, cuya eficacia en audiencias, y fuerza en Twitter, está por encima de cualquiera duda. Este cariño con el redactor vallisoletano contrastaba con la frialdad en la despedida a Laura Gadea, a la que simplemente deseó suerte.

Este momento fue acompañado por un silencio sepulcral en el estudio, siempre abonado al griterío, mientras las redes especulaban, los tertulianos se abrazaban y Gadea aparecía en segundo plano y en solitario, con una cara de circunstancias que ayudó a que se disparase la rumorología.

Pero esta tormenta veraniega parecía haber cesado después de ver como Laura explicó hace unos días que ella y Pedrerol simplemente no habían llegado a un acuerdo de renovación, aspecto que pareció refutar su sustituta, Sandra Díaz, que señaló en una entrevista promocional que el tema “se había salido de madre”. Pero quedaron los rescoldos y el rey del deporte televisivo volvió tras el descanso “con más fuerza”, “con el mejor equipo de la televisión” y presentando de esta forma a la “nueva voz del espectador”: “Me hace ilusión que una periodista de verdad, de casta, sea la persona que os lea. Me hace ilusión la incorporación de Sandra al Chiringuito”.

Frases de doble filo

Esta frase fue advertida en Twitter como un dardo a su antecesora, que también respondió con un zasca entre líneas: “Por encima del periodismo está el respeto”.

Pero lo que se podía haber quedado ahí, ha ido tomando cuerpo después de que ayer Laura ya sin ambiguedades admitiera a preguntas en Vippter.com que Pedrerol había sido siempre muy distante con ella y le replicó: “Nadie se puede creer con el derecho de decir quién es periodista de verdad y quién lo es de mentira”, comentario que según ella no “venía a cuento”.

No es la primera vez que un miembro de la tertulia dice adiós con cierta polvareda. Recuerden que “Lobo” Carrasco fue objeto de mofas cuando dejó ‘Punto Pelota’, aunque eso sí, Pedrerol lo rescataría en Atresmedia tras haberse disculpado en público y en privado con el ex futbolista. Con el que no ha tenido reconciliación ha sido con Siro López, que también se marchó a la competencia tras haber denunciado en un medio digital que Pedrerol le había mandado mensajes de texto insultantes a través de su teléfono móvil. Cristina Cubero también se marchó de la tertulia la temporada pasada tras bronca en directo con el ex presentador de ‘El día después’, admitiendo días después que lo peor había sucedido tras las cámaras.

Pedrerol ha explicado en multitud de entrevistas que no cree en el compañerismo, quizás por las frecuentas guerras públicas que ha protagonizado con compañeros: Javier Ares, José Joaquín Brotons, Julián Redondo, Juan Carlos Rivero, Santi Nolla o Mónica Planas, aunque con algunos como José Ramón de la Morena sus relaciones han mejorado en los últimos tiempos. Sea como fuere, Pedrerol sigue profesionalmente en boga gracias a sus éxitos en ‘El Chiringuito de Jugones’, que siempre ha barrido a sus plagios, en ‘Jugones’, que en las sobremesas de La Sexta ha recortado su distancia con ‘Deportes Cuatro’ a menos de dos puntos, y a las coberturas de ‘Champions Total’, labores que compatibiliza con sus artículos en La Razón, periódico en el que también colaboran sus tertulianos en un suplemento que se publica los lunes.