La Razón
La Razón regala una aspiradora sin cables para mejorar sus números.

La Razón sigue con su apuesta por las promociones: en los últimos meses ha ‘regalado’ la escoba de última generación, Easy Clean; un juego de sartenes de cobre; un climatizador de frío para soportar el verano; y un calefactor eléctrico para calentarse durante el invierno.

En los últimos días el reclamo es un aspirador de cable, que se consigue rellenando una cartilla con varios cupones y pagando los 14,95 euros de gastos de distribución y entrega. Este invento digiere “los ácaros del polvo, las esporas del moho o la caspa de los animales domésticos”.

Gracias a este tipo de promociones, La Razón ha logrado ganar en difusión a ABC en tres ocasiones durante los dos últimos años: la última fue en junio de 2018, cuando el periódico de Planeta disparó un 23% su difusión y un 28% sus ventas. Gracias al aspirador sin cables quizás el ‘sorpasso’ vuelva a producirse.

LA RAZÓN SOPORTA LA CRISIS DEL PAPEL

En la última década el papel se ha desangrado: ha perdido más de la mitad de ejemplares vendidos y de ingresos publicitarios y han desaparecido más del 30% de los kioskos. Tan solo La Razón y el diario AS han mostrado un cierto músculo en la capital, siendo los dos únicos medios del sector que no han tenido que acometer grandes ajustes estructurales.

La Razón cuenta con la “delicada salud de hierro” que se le atribuye a su presidente, Mauricio Casals, capitán del barco del diario de Planeta y alumno aventajado de la escuela de Luis María Anson, que dejó el periódico que fundó en 2006 para fichar primero por el Grupo Intereconomía y más adelante para editar el diario digital El Imparcial.

Esta cabecera conservadora coleccionó pérdidas durante sus dieciséis primeros ejercicios, 1998-2013, y alcanzó al fin los números negros en 2014 y 2015 tras ganar en ambos ejercicios más de 100.000 euros antes de impuestos.

En 2016 volvió a su estado habitual tras dejarse 57.810 euros pese a ingresar más de 58 millones de euros gracias a su tirón publicitario. Entre medias, en 2008, La Razón tuvo que enjugar pérdidas con una ampliación de capital de cinco millones de euros que se completó con éxito.

LA RAZÓN RECUPERA LA ESTABILIDAD ORGÁNICA

El periódico ha regresado a la estabilidad orgánica tras dos años muy complicados. En noviembre La Razón celebraba sus veinte años de vida con una fiesta en la que no faltaron los reyes, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Pablo Casado y hasta Belén Esteban.

La Razón
Francisco Marhuenda celebró por todo lo alto el pasado noviembre el XX aniversario de La Razón.

Mauricio Casals volvía con este acto a la primera plana en este evento tras varios meses muy complicados. El directivo, de trato amable y agenda envidiable, ha logrado atenuar con paciencia la turbia leyenda que le perseguía.

¿La culpa de la fama? Unos audios que no le dejaban en una posición demasiado edificante, varias reuniones aireadas con Luis Bárcenas, su imán publicitario en determinados organismos, y el encarcelamiento a consecuencia de Lezo del número tres del periódico, Edmundo Rodríguez Sobrino, que fue fulminado como consejero delegado de La Razón.

LA TAREA PENDIENTE DE LA RAZÓN: LA RECONVERSIÓN DIGITAL

La Razón sumó tan ‘solo’ 6,7 millones de usuarios únicos según Comscore en noviembre de 2018. En el mismo mes El Mundo y El País superó los 20 millones y otros nativos digitales también le superaron con holgura: El Confidencial rozó los 14, El Español superó los 11 y OK Diario rozó los 10 millones.

El diario de Marhuenda se integró en la plataforma Orbyt y ha lanzado su propio muro de pago, YouNews, que ofrece una suscripción durante seis meses por 18 euros con otro regalo especial: una paletilla de cerdo ibérico como reclamo.

La versión digital del periódico también ha lanzado varios videoblogs para aumentar su contenido audiovisual. Uno de ellos está elaborado por el director del periódico, que analiza a diario la situación política española.

UN ARMA INFLUYENTE

El papel sigue siendo un arma influyente. La Razón cuenta con columnistas como Alfonso Ussía, César Vidal, Ágatha Ruiz de la Prada, Eduardo Inda, Josep Pedrerol o Carmen Lomana y ofrece suplementos patrocinados como A tu salud, Tu economía o Innovadores, amén de la versión española del órgano oficial de El Vaticano, L’Osservatore Romano.

“Somos beligerantes con quienes pretenden romper la Constitución y defendemos sin complejos la Carta Magna y la Monarquía parlamentaria”.

La Razón explicó en su especial por sus primeros veinte años de vida que seguirán defendiendo “la soberanía nacional y la unidad de la nación (…) Somos beligerantes con quienes pretenden romper la Constitución y defendemos sin complejos la Carta Magna y la Monarquía parlamentaria”.

El periódico es una de las herramientas de influencia de Planeta, que ha roto la hegemonía del Grupo Prisa en este campo tras cuatro décadas. La crisis económica golpeó al editor de El País y la SER y ahora intentan reponerse tras los últimos tiempos tras la salida de Juan Luis Cebrián.