Cada tres años se suceden unas secuencias veraniegas tan tradicionales como los Sanfermines o la batalla del vino de Haro. Cuando se abre subasta por el fútbol siempre se abusa de postureo y todos los operadores anuncian su intención de desinvertir en fútbol, botellón prohibitivo donde, dicen, solo ganan Cristiano Ronaldo y compañía. Cuando se abren sobres se demuestra que todos han mentido y que el dispendio apocalíptico que habían anunciado no era tal.

Cierto es que este verano ha habido dos actores que se han salido de sus papeles tradicionales: Roures no ha ganado el grueso de la subasta liguera, por lo cual Pallete no tendrá que pasar un inicio de temporada asfixiado entre los diretes internos y la presión externa, y Vodafone TV ha decidido cumplir en parte su palabra y levantar el pie sobre el acelerador del fútbol. Estas dos situaciones protagonizadas por la productora hispano-china Mediapro y la operadora británica Vodafone, podrían estar directamente relacionadas. Y a río revuelto podría haber ganancia de los pescadores Movistar y Orange o un agujero para ambas.

TODO EL FÚTBOL NO SE VERÁ EN MOVISTAR, QUE ENCARECE PRECIOS

Movistar + aplazó ayer el lanzamiento de su canal Liga de Campeones, que contará además con la Premier y la Bundesliga. También la compañía ha anunciado que se encarece el precio del canal El Partidazo, que ofrece el mejor encuentro de primera y segunda división, pasando de 10 a 15 euros mensuales. Esta subida solo se aplicará para los abonados del año pasado a partir de enero. La operadora también ha señalado que el paquete Fusión + Fútbol con 600 megas tendrá un precio de 95 euros mensuales, que crecen hasta los 110 con El Partidazo.

La compañía de Telefónica parece no haber definido su estrategia futbolera y está previsto que en las próximas semanas lance ofertas convergentes que ahorren algunos euros a sus abonados. Éstos pueden creer que verán todo el fútbol en Movistar +, pero la plataforma en principio no emitirá la segunda división, que este año contará con equipos más atractivos que la pasada temporada, y tampoco ha anunciado si tendrá los derechos de competiciones internacionales como el Calcio o la Copa Libertadores, en manos de Roures. 

ORANGE TV SE LANZA A POR LOS ABONADOS DE VODAFONE

Cuando todas las plataformas compraban el fútbol al alimón pretendían retener abonados en un mercado cercano al techo. Pero tras la renuncia de Vodafone TV a El Partidazo y a la Champions, Orange TV intentará pescar parte de los 400.000 abonados futboleros a la operadora británica. La compañía francesa ofrecerá la Liga de primera y segunda por 7,95 y la Champions por 14,95, por lo cual este combo pasa de costar 19,95 a 22,90 esta temporada. Estos precios tiene algunas excepciones, ya que los abonados a sus paquete de Cine y Series tendrán primera y segunda sin coste adicional y solo pagarán 3 euros al mes por El Partidazo.

¿Y Vodafone? Intentará que su ahorro se compense con su oferta de ficción, con mejores precios y mejor servicio para sus abonados, y con mayor velocidad de fibra. La compañía británica ofrece por solo 5 euros al mes ocho encuentros de primera y de segunda, pero es consciente de que podría sufrir un éxodo de los que quieran los partidos más atractivos: El Partidazo y la Champions. Este hecho podría compensarse con la alegría que le supone saber que a Orange TV su renuncia le costará 80 millones de euros más al año por el prorrateo de costes y que Movistar + se quedará en tres años sin 350 millones de euros, trozos del pastel que quizás invitaron a Roures a no tirar como otros años la casa por la ventana en la subasta de la Liga y conformarse a apuntalar como intermediario VIP otros negocios menores como GOL, BeIN Connect o su servicio audiovisual al sector hostelero.