Ortega, presidente de Nicaragua
Susana Gonzalez

La economía de Nicaragua se está desplomando a medida que el violento caos que se apodera del país paraliza la actividad empresarial.

La policía y las fuerzas paramilitares partidarias del gobierno dispararon contra opositores que se escondían detrás de barricadas y en los campus universitarios esta semana, y sitiaron a manifestantes que se habían refugiado en una iglesia mientras los enfrentamientos no muestran señales de disminuir después de tres meses de protestas. Más de 350 personas han muerto desde el 18 de abril cuando los manifestantes que exigían la renuncia del presidente Daniel Ortega comenzaron a enfrentarse a las fuerzas de seguridad.

La actividad económica se contrajo un 4,9 por ciento en mayo, según los últimos datos del banco central, la mayor caída desde la secuela de la crisis financiera mundial de hace una década. Antes de la crisis actual, la economía había tenido uno de los mejores resultados de la región y el país estaba relativamente libre de la violencia política y de las pandillas que afectan a vecinos como Honduras. El año pasado, la economía de Nicaragua registró la mayor expansión en América después de Panamá.

La Organización de Estados Americanos, que ya estaba lidiando con la crisis en Venezuela, condenó los abusos contra los derechos humanos cometidos por las autoridades y convocó a elecciones. Un grupo bipartidista de senadores estadounidenses presentó un proyecto de ley que busca sanciones para los responsables de las muertes de los manifestantes.

Puerto Rico

La crisis de los cadáveres en Puerto Rico: prueba del desastre económico

Las dificultades a las que Puerto Rico se enfrenta se ven muy bien en la macabra situación de algunos aparcamientos en la ciudad de...

¿ELECCIONES ANTICIPADAS EN NICARAGUA?

“Esta es una situación que empeorará antes de que mejore”, dijo Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas. El intento de Ortega de “reprimir la disidencia pacífica mediante la violencia y el rechazo de una elección anticipada es un indicio de que intentará mantenerse en el poder tanto como pueda”.

Hoteles, restaurantes y otras empresas han cerrado sus puertas. El hombre más rico del país, Carlos Pellas, cerró su aclamado resort de cinco estrellas Mukul, visitado por Morgan Freeman y Michael Douglas, a medida que se acumulan las cancelaciones. El gobierno realizará el jueves eventos para conmemorar el feriado del “Día de la Liberación” del 19 de julio en honor a la revolución de 1979 que derrocó al dictador Anastasio Somoza y allanó el camino para que Ortega tomara el poder.

Oscar Arias, ganador del Premio Nobel de la Paz y ex presidente de Costa Rica que ayudó a negociar el fin de las guerras civiles en Centroamérica en la década de 1980, dijo que Ortega se ha convertido en un dictador y las elecciones deberían celebrarse en marzo de 2019.

Daniel Ortega “se aferra al poder. Los dictadores se aferran al poder”, dijo Arias en una entrevista con el periódico costarricense La Nación. “Si Ortega no se va, el país va a llegar a parecerse cada vez más a la Venezuela que hoy conocemos”.