mad cool
Mad Cool.

Nadie pone en duda la calidad musical del festival europeo con “mejor cartel”, según la revista New Musical Express. Pero la empresa que organiza este evento y que lleva por nombre el mismo que la fiesta -Mad Cool- aguanta cada año duras críticas por su organización. Reprimendas que encabezan los vecinos de Valdebebas. Las casi 25.000 personas que que habitan en el barrio sufren durante cuatro días problemas de ruido, tráfico y suciedad.

Una nueva edición del Mad Cool vuelve a abrir el debate sobre la capacidad que tiene la zona de absorber un aforo de 75.000 personas -este año han reducido la capacidad máxima 5.000 entradas-. Valdebebas es un barrio muy activo y reivindicativo. Por este motivo, muchos son los vecinos que denuncian lo inapropiado de la celebración de eventos de esta magnitud en esta zona.

Mad Cool se celebra en unos terrenos que pertenecen a Ifema. La empresa tiene la concesión de esta superficie y lo explota no sólo con la marca de su propio festival, sino también con otros conciertos como el de Metallica-celebrado hace algunos meses- o el Coca Cola Music Experience -que tendrá lugar el próximo otoño-. Cada evento que celebra la compañía se convierte en objeto de crítica de los vecinos de Valdebebas. El veredicto de estos últimos es claro: “No estamos preparados para macroconciertos”.

Mad Cool

Mad Cool, Live Nation y Metallica enfurecen a los vecinos de Valdebebas

El concierto de Metallica coproducido por Mad Cool y Live Nation -3 de mayo- ha levantado las críticas entre los vecinos de Valdebebas. La...

Las mayores de las quejas se centran en el ruido ocasionado por la música de los distintos conciertos. La ausencia de pantallas acústicas -que tanto demandan los ciudadanos que habitan este barrio- ocasiona un exceso de decibelios que impide a los vecinos conciliar el sueño durante cuatro días. De hecho, muchos de ellos vierten sus quejas a través de Twitter con la esperanza de que el Ayuntamiento de Madrid ponga fin a este problema. En este sentido, el consistorio siempre ha tirado balones fuera y ha señalado a la empresa privada que es la que en estos momentos cuenta con los derechos momentáneos del terreno.

El nuevo concejal de distrito de Hortaleza -al que pertenece Valdebebas- reconoce que durante el Mad Cool “se producirán incomodidades”, aunque también afirma que la Policía Municipal de Madrid le ha asegurado que hay organizado un dispositivo “idóneo”. Porque otros de los asuntos que preocupan a los vecinos es su propia movilidad dentro del barrio y la seguridad -ajena- de los propios asistentes.

En este sentido, Metro de Madrid ya ha anunciado que no abrirá este año la línea 8 (que enlaza Ifema con Nuevos Ministerios) toda la noche durante la celebración del Mad Cool, como sí ocurrió el año pasado. “El promotor privado ha presentado su plan de movilidad al Ayuntamiento y va a haber menos asistentes que el año pasado, por lo que no será necesario abrir el metro toda la noche”, confirma una portavoz de la Consejería de Transportes. El suburbano estará abierto en su horario habitual (de 6.00 a 1.30) y habrá además un servicio especial nocturno de autobuses que enlazará el festival con la plaza de Castilla.

Por otro lado, los taxis contarán con una parada especial ubicada en la Avenida de las Fuerzas Armadas de las a las 05.30, mientras que Uber dispondrá de un servicio especial de llegada desde la Ciudad Deportiva del Real Madrid a través de un carril exclusivo hasta el recinto, además de otro punto específico en sentido contrario.

Además, la Policía de Madrid ha anunciado los lugares donde sólo podrán transitar los vecinos de la zona como la glorieta José Luis Fernández del Amo y la avenida de las Fuerzas Armadas, la avenida de Francisco Javier Sáenz de Oiza, la calle María de las Mercedes de Borbón, la avenida de Juan Antonio Samaranch, la glorieta de José María García de Paredes y la avenida Francisco Umbral.