Kutxabank

El negocio digital de Kutxabank ha crecido un 77% durante la primera mitad del año gracias al trabajo de la entidad por incorporar nuevas soluciones tecnológicas y mejorar la experiencia digital de sus clientes.

Cada vez son más los productos y servicios que se comienzan a contratar y gestionar a través de las soluciones tecnológicas en la entidad vasca. Es el caso de los préstamos hipotecarios. El 20% del total de hipotecas suscritas por Kutxabank en la primera mitad del año, tuvieron origen en diferentes herramientas online, porcentaje que se elevó hasta el 34% en la red de expansión. Con todo, este epígrafe creció un 100% con respecto al mismo periodo en 2018, tal y como ha informado la compañía.

En el ámbito de los préstamos personales, también ha mostrado un incremento el negocio digital de Kutxabank. En concreto, la evolución fue del 19%. Este movimiento se debe, según la entidad, por el avance que supone poder formalizarlos o realizar aplazamientos de pagos desde el móvil.

Banca March Madrid

La cartera vasca y navarra de Banca March roza los 2.000 millones de euros

Las participaciones que tiene Banca March, a través de Corporación Financiera Alba (CFA), en compañías relacionadas con el País Vasco o Navarra han alcanzado...

El servicio de gestión a distancia se consolida como un instrumento indispensable al servicio de los clientes del Grupo Kutxabank, y cubre ya un importante abanico de operaciones y trámites que se pueden completar de forma autónoma o apoyados por el gestor, sin tener que desplazarse a las oficinas. Así se explica el crecimiento superior al 800% que ha registrado el servicio de firma digitalizada omnicanal.

De lo que no cabe duda es que el teléfono móvil continúa ganando protagonismo a las otras herramientas tecnológicas de la moderna banca digital. Este cambio de hábitos continuo se ve en el incremento del 50% que han registrado las operaciones contables y los pagos completados mediante los ‘smartphones’. Además, de los 87 millones de accesos –un 23% más– que recibieron en los últimos 6 meses los diferentes portales y ‘apps’ del grupo, el 72% se realizó a través de los teléfonos móviles, siete puntos más que en el ejercicio anterior.

Es muy llamativa la aceptación que sigue recibiendo la aplicación de pagos entre particulares Bizum. Las operaciones contables realizadas a través de esta plataforma crecieron un 256%, y su utilización en Kutxabank se mantiene muy por encima de la cuota de mercado que le corresponde en el conjunto del sistema financiero.

Con todo, en la actualidad más del 43% de los clientes del banco son usuarios digitales, es decir, operan de forma prioritaria por Internet. El porcentaje se ha elevado más de cuatro puntos respecto al año anterior.

Más del 43% de los clientes digitales de Kutxabank son usuarios digitales en la actualidad

Kutxabank lanzó múltiples soluciones digitales en los primeros meses de 2019. Sus bancas digitales han incorporado los servicios de pago por móvil Apple Pay, Samsung 4 Pay y Google Pay, que mejoran el servicio a sus clientes, cada vez más habituados a operar online.

También puso en marcha el nuevo servicio de agregación para móviles, una de cuyas principales ventajas es que facilita consultar desde una única ‘app’ las posiciones de los productos que se hayan contratado en otras entidades financieras. Esta herramienta aporta a los clientes de Kutxabank la posibilidad de obtener, prácticamente de un único vistazo, una visión total de su situación financiera.

KUTXABANK GANA 197 MILLONES EN EL PRIMER SEMESTRE

El Grupo Kutxabank obtuvo un beneficio neto de 197,3 millones de euros en el primer semestre de 2019, un 5% más que en el mismo periodo del año pasado. La entidad vasca destacó la aportación positiva de Cajasur. En concreto, de 15,4 millones de euros, un 11,5% más que en el primer semestre de 2018.

El grupo financiero señaló que había alcanzado este resultado “en un contexto en el que persiste la incertidumbre en el ámbito macroeconómico, con la guerra comercial entre China y EEUU y el Brexit como telón de fondo, pero en el que mejoran las previsiones de crecimiento de España y las bolsas mantienen un ligero avance”. Del mismo modo, hizo hincapié en la política de tipos negativos de BCE como “aspecto negativo para el negocio bancario”.