Casa Real

Las joyas de la Casa Real española han ido pasando de generación en generación hasta llegar a la actualidad. Ahora es Letizia la que tiene en posesión estas joyas tan preciadas, pero dentro de unos años será Leonor quien lleve las tiaras y coronas que un día lució su abuela Sofía.

Eso sí, algunas de las joyas de la Casa Real han desaparecido y se desconocen su paradero. A continuación vamos a conocer las joyas de la Casa Real española que siguen el linaje de la familia. ¿Te lo vas a perder?

Tiara de Lis

Fue creada en 1906 por la firma española Ansorena en platino y brillantes en forma de cestillo con charnelas que permiten lucirla cerrada o abierta. Un regalo de Alfonso XIII a su prometida, la princesa Victoria Eugenia de Battemberg, quien la luciría el día de su boda, el 31 de mayo de 1906.

Fabricada en platino con incontables diamantes engastados sobre mil granos, la diadema de excepcional valor presenta flores de lis, emblema heráldico de los Borbones, unidas por roleos y hojas vegetales de diamantes y ondas decrecientes. Es la pieza más importante de la colección de joyas de la Familia Real y ha sido lucida por la reina Sofía en grandes solemnidades. La primera vez que la Reina usó esta diadema fue durante una cena ofrecida por la reina Isabel II en Inglaterra.

Comentarios