El rostro de la Reina Letizia siempre está en el punto de mira, y no es para menos, es la representante de España en el extranjero y, además, una de las mujeres que más retoques estéticos se ha realizado en los últimos años y es que no podemos decir que el rostro de Doña Letizia sea muy natural. Está todo operado.

Ahora bien, ¿Por qué parece que no solo tiene una cara, sino que tiene más de dos? Es cierto que todos, dependiendo del día, podemos tener un aspecto u otro, pero lo de la Reina Letizia es demasiado exagerado. A continuación vamos a conocer los inquietantes rasgos personales de la Reina Letizia, y no nos referimos a su personalidad, que esa ya la conocemos de sobra, sino a su físico.

La sonrisa falsa de la Reina Letizia

Cuando la Reina Letizia sonríe, no sabemos cómo reaccionar. No sabemos si es una sonrisa verdadera o si es totalmente fingida y es que con tantas operaciones es casi imposible saberlo, ¿No crees? Esta es una de esas imágenes a las que nos referimos. ¿No resulta un poco terrorífica? No sabemos si son sus ojos o su boca pero, desde luego, agradable no es.

Aquí queda bastante claro que cuando la Reina Letizia se ríe en público, no suele ser porque precisamente le apetezca, sino porque no tiene más remedio que hacerlo. Aunque también hay que decir que hay ocasiones en las que ha tenido que mostrar algún gesto y no lo ha hecho, como en el caso del aplauso a su marido, que todos aplaudieron menos ella.