Indra

La multinacional tecnológica española Indra prosigue su calvario en el Ibex (acumula una caída del 22,45% en 2018) a un mes de la próxima reunión del comité asesor que valora posibles entradas y salidas del principal selectivo español.

La cotización de la compañía presidida por Fernando Abril-Martorell rompe mínimos descendientes en busca de un soporte que dé oxígeno a los accionistas. Lejos quedan los casi 14 euros que rozó la acción en julio de 2017. El viernes 19 de octubre perdió los 9 euros y el siguiente soporte claro que encuentra en los 8,30 euros que marcó en febrero de 2016.

No obstante, “tras las caídas que acumula este año, podríamos estar hablando de un buen momento de entrada; tiene un potencial de revalorización importante, cercano al 30%, según el consenso”, explica Felipe López-Álvarez, analista de Self Bank. “Aunque las perspectivas de crecimiento de ingresos no son elevadas, pensamos que la mejora progresiva que tendrán sus márgenes será el motor de crecimiento de los beneficios”, añade.

Cerberus limpia de ladrillo los balances de los bancos

El fondo de inversión norteamericano Cerberus se ha convertido en el mejor aliado de los bancos españoles. BBVA, Santander, Sabadell y Bankia han cerrado...

Por la participación estatal en su accionariado (un 20,1% a través de la SEPI), su importante papel en el desarrollo tecnológico de la seguridad nacional y su conocimiento como consultora de transformación digital, la salida de Indra del Ibex puede causar un fuerte quebradero de cabeza a su presidente. “Es una compañía que siempre está en las quinielas para abandonar el selectivo, más aún este año que lleva perdido un 22% en Bolsa”, afirma Felipe López-Gálvez.

LAS DUDAS DE INDRA EN EL IBEX

A menor precio, menor capitalización. La de Indra se ha visto reducida hasta los 1.570 millones de euros. Por este concepto, está en el límite de cumplir el requisito de tener una superior al 0,3% del total del selectivo para mantenerse en él (en torno a los 1.700 millones de euros). En la actualidad, solo hay dos compañías del Ibex 35 con una cifra menor en el índice: DIA (540 millones de euros) y Técnicas Reunidas (1.305 millones de euros).

Según estimaciones de Indra con datos de la última sesión bursátil, “la compañía se sitúa entre las 35 empresas cotizadas españolas con mayor liquidez en el próximo periodo de cómputo que termina el 30 de noviembre y la número 34 del Ibex”.

Muchos analistas ya dan casi por segura la salida de DIA del Ibex, aunque quizá no sea necesaria la aportación del comité asesor técnico (CAT). El empresario ucraniano Mikhail Fridman pretende lanzar una opa y sacar a la compañía del Ibex, según adelantó MERCA2. El otro gran favorito para salir del selectivo en Técnicas Reunidas, con menor capitalización y volumen que Indra.

Además de la capitalización, hay otros factores que el CAT estudia para decidir salidas y entradas en el Ibex 35. También valora el volumen de su contratación y la calidad del mismo, así como la suspensión de la cotización o negociación bursátil durante un período de tiempo que el Comité Asesor Técnico considere suficientemente significativo.

La calidad es complicada medirla, pero el volumen medio sí. En el gráfico se muestran las principales compañías que cotizan en el Mercado Continuo y aquellas del Ibex con menor capitalización. Hay 17 empresas del Mercado Continuo con mayor capitalización que Indra y cuatro con más volumen medio, según datos de Bloomberg.

Indra tabla
Fuente: Bloomberg y elaboración propia.

ESTAR O NO ESTAR EN EL IBEX

Fuentes de la compañía estiman que “un eventual paso de Indra a cotizar en el Mercado Continuo no tendría un impacto relevante en la compañía“. Sin embargo, caer a la ‘segunda división’ del parqué madrileño puede que sea más importante de lo que parece.

“Estar en el Ibex implica que muchos fondos de inversión puedan comprar acciones e incluso estén obligados a hacerlo ya que buscan replicar al índice, mientras que salir implicaría tener de deshacerse de la inversión según política de inversión del fondo”, explica Eduardo Bolinches, analista colaborador de ActivTrades.

En este sentido, ahonda el analista de Self Bank Felipe López-Álvarez, “la proliferación de los ETF hace que sea importante no solo pertenecer al índice de referencia de un país, sino a determinados índices sectoriales, cada vez más reclamados por los clientes”. “Es una cuestión de visibilidad”, apunta, que afecta al volumen y al precio del valor.

Entre los favoritos para entrar en el Ibex y ocupar los puestos de DIA, Técnicas Reunidas o Indra, aparece un ramillete de empresas cotizadas: Logista, Gestamp, Prosegur o Zardoya.