Indra

Tier-1 es algo más que un objetivo. Es conseguir las condiciones para el acceso al mercado más exclusivo, al que los nuevos players no tienen llegada y el coto en el que Indra ingresará al hacerse con el control de la compañía española ITP, según lo previsto. Es decir, jugar la liga de los grandes operadores internacionales del ámbito mundial. En España, Indra claramente se convierte con la incorporación de ITP en el principal suministrador de equipos y sistemas al Ministerio de Defensa. Esta es la lógica, en términos económicos y geoestratégicos de esta operación que está interesando y están valorando los mercados.

Mientras, a escala nacional, Indra da un nuevo paso y consolidará su posición como el mayor operador de Defensa del Gobierno Español. Ahora, Indra podrá competir en igualdad de condiciones con los grandes operadores globales, cosa que ahora no ocurría, gracias a las ventajas competitivas y el posicionamiento internacional que le aportaría el control de ITP.

Fuentes del mercado consideran que se trata de una operación de gran magnitud para Indra y estratégica para España y su tejido industrial. En clave de Defensa, las opciones de la defensa común que se plantean en la Unión Europea, y más concretamente la enorme oportunidad que supone el programa FCAS –sistema de defensa aérea y cazas de combate conjunto–, son el terreno en el que ahora Indra va a poder competir, con un alto potencial de crecimiento. Una empresa más grande más escala y más oportunidades.

IAG (Iberia) obligada a aflorar un agujero contable de 2.700 M€

IAG, el consorcio británico español que mantiene el control de Iberia, tiene por delante un verano muy complejo. A las fuertes dudas...

El mercado considera que la operación es viable y que Indra dispone de margen para financiar con deuda esta importante operación. Todos os analistas significan la mejora de expectativa de negocio de la compañía otras la toma de control, de ITP, singularmente en las divisiones de Minsait y Transporte y Defensa. Las bajadas en Bolsa se circunscriben al simple efecto de que aparentemente la compañía debería tirar de ampliación de capital, si bien con deuda podría financiar esta operación estratégica.

Uno de los grades retos de la Defensa es el desarrollo de sistemas que operan en el terreno aéreo e incluso aeroespacial. A los sistemas de Indra se le va a unir ahora la capacidad en ingeniería de motores y desarrollos de ITP

Fuentes del mercado consideran que esta unión de las dos empresas mejoraría su mix de creación de valor, al tener un mayor equilibrio entre sus dos grandes negocios, que tendrían con un peso similar en el negocio de la compañía (Transporte y Defensa por un lado y Tecnologías de la Información por otro). La operación refuerza las dos líneas de negocio de Indra que obtendrían alta masa crítica de cara a competir con los grandes operadores internacionales.

Con la entrada en ITP, Indra va a adquirir uno de los dos operadores independientes del mundo en diseño y fabricación de módulos para motores, con una sólida posición en el sector aeroespacial, tanto militar como privado. La actividad de ITP es totalmente complementaria con la que desarrolla Indra en su división de Transporte y Defensa.

Para España es estratégico conseguir un líder tecnológico en el sector Aeroespacial y Defensa, que es clave y estratégico también para la industria

ITP va a proporcionar a Indra el acceso a la cartera de clientes a nivel mundial (que son todos los fabricantes de motores de aeronaves civiles y militares), lo que supone aumentar el número de empresas que calificarían a Indra como proveedor homologado, con lo que aumentan sus capacidades comerciales de forma muy notable.

Hay otra división de Indra, Minsait, que se va a ver altamente beneficiada con esta operación. Se trata del área que engloba todas las operaciones de Tecnologías de la Información y Transformación Digital, que continuará siendo estratégica para la compañía. También en este terreno ITP dispone de un importante abanico de posibilidades para operar.

ITP es hoy la novena compañía de motores y componentes aeronáuticos del mundo. En la actualidad, más de la mitad de todos los aviones de doble pasillo en servicio están equipados con producto de la compañía. Sus fuertes inversiones, más de 1.000 millones de euros a lo largo de estos dos últimos años, la han situado entre los grandes actores en un sector, muy competitivo, pero con gran proyección y carga de trabajo en asuntos claves de las nuevas tecnologías de Defensa.

Repsol

Alerta en Repsol: la producción en Venezuela se reduce a la mitad

La crisis venezolana, que se agrava por momentos, cada vez pone más al límite a Repsol, y es que las últimas noticias...

Si todo sale dentro de lo previsto, la transacción aumentará el perfil tecnológico de España en el contexto internacional que vuelve con fuerza a la “mesa” de contratación de los grandes programas europeos de Defensa en una posición inmejorable, entre ellos Eurofighter y FCAS, que han tenido hasta ahora barreras de entrada difíciles de superar para la mayoría de los proveedores del sector.

INDRA JUEGA UN PAPEL FUNDAMENTAL EN EUROPA

ITP no es ninguna desconocida para uno de los primeros ejecutivos de Indra, Ignacio Mataix, consejero director General de Transporte y Defensa de la compañía. Mataix se incorporó hace dos años a Indra, como informó en exclusiva Merca2, de donde llegó procedente de ITP, donde fue director general. Fuentes de la compañía no dudan en que esta condición y este conocimiento de Mataix es fundamental para el conocimiento directo de la empresa adquirida y una ventaja adicional en su potencial integración y desarrollo.

Los analistas financieros consultados por Merca2 destacan una ventaja, como es un aumento a medio plazo muy significativo, tanto en rentabilidad, como en beneficio medido en términos de EBITDA para Indra. La adquisión de ITP es un reto para el presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, que deberá pilotar la integración y poner en valor las ventajas implícitas en la compra de ITP. Algo parecido sucedió con la compra de Tecnocom en abril del 2017, aprovechando en este caso una compañía de rango internacional, que se codea con los grandes players mundiales, y vuelve ahora a manos españolas. La plantilla de ITP, compuesta mayoritariamente por ingenieros y puestos de alta cualificación tecnológica, tiene un alto grado de homogeneidad con la que la recibirá, en Indra. Quizás tengamos cerca al esperado gigante de la Defensa de España que el mercado lleva años esperando.