Indra

Los datos avalan el gran despegue de Indra en 2018. La entidad invirtió un 97% más que en el curso anterior y creó hasta 2.700 empleos de calidad, un 9% más que en 2017. En total, la compañía cuenta ya con más de 43.000 profesionales, como ha anunciado Fernando Abril-Martorell, presidente de la compañía, a lo largo de la junta general de accionistas.

“Gracias a la evolución positiva del negocio creamos y mantenemos empleo de alto valor relacionado con la innovación y la tecnología. Quiero remarcar que el empleo que generamos no es empleo sin más, generamos empleo de alto valor añadido y oportunidades de desarrollo en España para los más preparados: más del 80% de nuestros profesionales son ingenieros, titulados o técnicos de alta cualificación”, ha destacado Abril-Martorell.

Indra

FCAS y 13.000 millones en contratos que hacen lógica la compra de ITP por Indra

Tier-1 es algo más que un objetivo. Es conseguir las condiciones para el acceso al mercado más exclusivo, al que los nuevos...

Así, ha destacado que solo en Indra España, la plantilla ha aumentado en 4.457 personas desde el 1 de enero de 2017, que en 2018 más de 2.700 profesionales jóvenes en España (y más de 750 en Latinoamérica) han iniciado su carrera en la compañía.

“Creemos honestamente que con nuestra actividad hacemos una aportación de valor a la sociedad en términos de empleo cualificado, estabilidad y futuro difícilmente igualable o comparable a otras”, ha subrayado.

AUMENTO DE LA INVERSIÓN

Asimismo, ha detallado que la compañía sigue avanzando en la presencia de la mujer a todos los niveles de la empresa, y los análisis de brecha salarial muestran que, aunque queda por hacer, ésta se reduce respecto a 2017 y no llega al 3% dentro de los grupos profesionales comparables.

Indra ha invertido este año un 97% más, casi llegando a duplicar las cifras de 2017 fundamentalmente en I+D y en desarrollo de producto, pero también en dotarse de nuevos y mejores espacios de trabajo, en modernizar sus zonas comunes y en renovar sus herramientas y sistemas para ser más eficientes y facilitar la conciliación laboral y familiar, ha indicado.

Abril-Martorell ha manifestado que la compañía es consciente de que para tener éxito debe saber dar respuesta a las necesidades, expectativas y aspiraciones de estas personas y que les ofrezca una cultura de empresa “atractiva”.

A tal fin, la empresa ha dado forma a una serie de iniciativas que configuran un programa completo de transformación bajo la denominación “Change from the Core”. Se trata de un programa transversal a toda la compañía que está liderado por Cristina Ruiz y en el que participa toda la primera línea ejecutiva de Indra.

En la misma línea, ha destacado que en Indra se presta la máxima atención a la diversidad y a la igualdad como una de las principales vías para reforzar nuestra nueva cultura. A tal fin, lanzó en 2018 un “ambicioso” programa de igualdad y diversidad de género orientado a ser una organización aún más inclusiva.

“Estamos trabajando en múltiples frentes para identificar las barreras que tienen las mujeres para desarrollar y progresar en las carreras tecnológicas, escuchar sus inquietudes, diagnosticar nuestra situación respecto a brecha salarial y diseñar acciones e iniciativas que vayan reduciendo y eliminando todo aquello que nos dificulte el progreso en el ámbito de la diversidad y de la igualdad entre géneros”, ha manifestado.