Pablo Isla, presidente de Inditex, ha mantenido un encuentro institucional con Jining Chen, alcalde de Pekín, para analizar el proyecto de tiendas ecoeficientes en China. El país asíatico se ha convertido en el primero del mundo en completar este programa, que busca reducir emisiones y ahorrar hasta un 30% de energía en comparación con una tienda tradicional, según ha informado la multinacional en un comunicado.

En concreto, la enseña de moda cuenta con 57 tiendas en Pekín y más de 600 repartidas en toda China, con más de 13.000 empleados, y el plan se planteó en el país asiático cuando el actual alcalde Jining Chen era por entonces el ministro de Medio Ambiente.

De esta forma, el programa ha permitido un ahorro de 46 millones de kWh desde 2015 y consiste en la incorporación de un sistema tecnológico centralizado de medición de parámetros que permite controlar todos los dispositivos de tienda para que se adecúen a las diferentes necesidades del día, regulando su actividad según el entorno.

Por otro lado, Isla ha compartido con el alcalde Chen los progresos alcanzados por Inditex en otros ámbitos de la sostenibilidad dirigidos a avanzar hacia la economía circular y desarrollados muy especialmente en Pekín.

Así, ha puesto como ejemplo la implantación de la recogida de prendas a domicilio de pedidos ‘online’ en Pekín, y el desarrollo del programa ‘Closing the Loop’ de recogida de prendas usadas en las tiendas de Pekín y en más de 180 tiendas de China, donde coopera con la ONG China Environmental Protection Foundation (CEPF). En total, se han recogido ya más de 850.000 prendas en el país asiático.

Inditex ha precisado que este plan de reutilización y reciclaje de prendas del Grupo Inditex está además presente en todo el mundo en más de 1.400 tiendas de 24 mercados.

NUEVO CONVENIO CON TSINGHUA SEM HASTA 2021

Por otro lado, Isla, durante su estancia en China, ha firmado un nuevo convenio de Inditex con Tsinghua SEM junto a su vicepresidente, Bin Yang, que tiene como objetivo “la investigación, difusión y apoyo social de prácticas de desarrollo social sostenible”.

Además, se ha ampliado la dotación de becas para estudiantes del MBA de Tsinghua SEM, un programa de formación académica que comenzó hace tres años dentro del marco de la iniciativa ‘Belt and Road’ impulsado por el Gobierno chino y que ha tenido una extraordinaria recepción.

La Universidad de Tsinghua, en colaboración con Esade, imparte un curso de inmersión en modelos logísticos en los ámbitos de la moda, la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible, complementado con visitas a las plataformas logísticas del Grupo Inditex en Barcelona y en la sede central en Arteixo.

APUESTA POR LA SOSTENIBILIDAD

Isla explicó ante más de 200 universitarios y representantes de la escuela internacional el modelo plenamente integrado, digital y sostenible de Inditex. Además, subrayó la importancia del talento creativo, la innovación y los sólidos valores de las personas que forman parte de la compañía para abordar el futuro del ‘retail’ y destacó la importancia de implantar modelos de empresa capaces de añadir valor social y medioambiental al incorporar la sostenibilidad como eje estratégico de crecimiento.

El presidente de Inditex detalló el compromiso de la firma con la sostenibilidad en toda su cadena de valor y remarcó los pasos que la empresa está dando para proteger el medio ambiente.

Junto a la consecución de un parque completo de tiendas ecoeficientes en China y la evolución experimentada en la recogida de prendas usadas, Isla enfatizó los planes de eficiencia energética puestos en marcha en las oficinas y centros logísticos, así como en la cadena de suministro.

Además, hizo mención especial a las colecciones ‘Join Life’ de las diferentes marcas como Zara u Oysho, etiquetado por el que se divulganprocesos especialmente destacables desde el punto de vista de la sostenibilidad en el cuidado de las materias primas, de la biodiversidad o del agua.

zara home

Inditex y Mango mueven ficha ante los problemas de ventas del sector

El sector textil no atraviesa su mejor momento. El tiempo meteorológico, la poca efectividad de las tradicionales campañas de rebajas y el fatídico apocalipsis...

“El año pasado pusimos a la venta 136 millones de artículos ‘Join Life’, un 85% más que el año anterior, y prevemos seguir creciendo en este ámbito gracias al especial compromiso que nuestros equipos comerciales tienen con este programa”, ha indicado.

Por último, Isla se mostró especialmente satisfecho de los proyectos sociales de la enseña en China como la cooperación con la China Youth Development Foundation (CYDF) para mejorar las infraestructuras educativas en zonas rurales del país, que ha beneficiado ya a másde 5.400 jóvenes de áreas rurales.