Desde que el juego online asomara la cabeza hace casi una década, no ha parado de sumar nuevos jugadores y de generar más ingresos y más beneficios. Y eso que el sector de las apuestas deportivas ha atravesado un bache en el segundo trimestre del año debido a la falta de competiciones deportivas. Sin embargo, los casinos online han seguido obteniendo mejores números, logrando atraer a más jugadores cada día.

El éxito del juego en línea, en general, y de los casinos virtuales, en particular, está apoyado en tres pilares. En primer lugar, es necesario señalar el gusto del español medio por los juegos de azar (Lotería de Navidad, el Niño, Euromillones, etcétera). En segundo lugar, los casinos en línea se han adaptado como nadie a los cambios que han surgido a raíz de la entrada en juego de internet y el desarrollo tecnológico: las aplicaciones móviles son cada día más precisas, más intuitivas, más rápidas… en definitiva, facilitan el acceso de los usuarios y hacen más cómoda y entretenida la experiencia de juego. En tercer lugar, hay que tener en cuenta la inversión de los operadores en publicidad y en patrocinios, lo que ayuda a que estas empresas estén muy presentes en el imaginario colectivo.

Beneficios del juego online en España

Para tener una idea aproximada de cuál es la importancia del juego, este sector supone ya un 0,9% del PIB (producto interior bruto) de España y, como ya hemos mencionado, las cifras continúan subiendo año tras año. Tanto es así, que su volumen de negocio es muy superior al de la industria musical, que se encuentra de capa caída, o al de las industrias del alcohol y del tabaco. Bien es cierto que ese 0,9% incluye también loterías y sorteos como la ONCE.

Falta por ver con qué números se cierra este 2020, un año que está siendo tan extraño como difícil, pero, aunque puede que haya habido una caída notable en el sector de las apuestas deportivas, también es más que probable que el crecimiento de la actividad de los casinos virtuales compense el descenso de las cifras.

El juego, como actividad económica que es, está sujeto a una carga impositiva que año tras año deja una buena cantidad de euros en las arcas del Estado. Estos impuestos provienen principalmente de las operadoras, pero también de parte de los ganadores que superan una cantidad concreta de ganancias. Y los impuestos se aplican, únicamente, a partir del límite de la ganancia.

Otro de los impactos positivos que el juego genera para la sociedad es que se trata de un sector que da trabajo de manera directa en torno a 85.000 personas -46.000 en casinos y apuestas deportivas- y genera 167.000 empleos indirectos. En total, más de 250.000 puestos de trabajo en el sector del  juego.

Qué juego genera más dinero

De entre todos los juegos de casino disponibles, el juego que cuenta con más seguidores y que mueve más dinero son las máquinas tragaperras online. También conocidas con el término anglosajón slot, las tragaperras destacan por encima del resto por la rapidez de sus partidas y por la sencillez con la que se juega. Además, cuentan con unos diseños de última generación en los que el componente visual es una gozada con gráficos e imágenes muy conseguidas y hasta con animaciones y fragmentos de películas.

Otro de los puntos a favor de las máquinas tragaperras es que todos los años salen nuevas máquinas, lo que, sumado a la ingente cantidad de slots ya disponibles en el mercado, aporta nuevos estímulos en los jugadores y evita que los usuarios puedan sentirse cansados de jugar una y otra vez al mismo juego y estar realizando las mismas acciones constantemente.

La Dirección General de Ordenación del Juego y la garantía de pago

El 27 de mayo de 2011 se aprobó la Ley del Juego. Desde ese momento, toda actividad relativa al juego se rige por el contenido de dicha ley. Y al hablar de juego no hacemos referencia únicamente de los juegos de casino en línea, sino también de las apuestas deportivas —que cada vez tienen más y más seguidores y mueven más dinero— y de otros juegos de azar con una gran raigambre en España como son todas las loterías nacionales, la Quiniela o el sorteo semanal de la ONCE.

Junto con la Ley del Juego, se acordó la creación de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), un órgano dependiente del Ministerio de Consumo que, a grandes rasgos, se encarga de controlar y regular el juego. Una de las funciones de la DGOJ es velar por la seguridad de los jugadores, que las casas de juego garanticen el pago de las cuantías que deban ser abonadas a cada jugador y que no sean víctimas de estafas.

Una gran medida de control es que cada casino y cada casa de apuestas que quiera operar en el territorio español debe conseguir una licencia que concede la propia DGOJ. Cualquier persona consultar una guía de casinos online para saber qué operadores cuentan con licencia y están autorizados a ofrecer sus servicios en España y cuáles no. Desde luego, aquellos que vaya a jugar deben hacerlo con operadores que tengan en su poder la licencia de la DGOJ.

Comentarios de Facebook