Pabellón de Ifema.

Ifema vive anclado en un monopolio que le permite vivir sin ningún tipo de preocupación en la ciudad de Madrid. Una supremacía que le posibilita publicar en su portal de transparencia hasta un total de 275 reclamaciones -sólo en el año 2018- sin ningún tipo de pudor. Se amparan en su volumen de visitantes -tres millones (no está mal para no tener competencia)- y en unos peculiares estudios de satisfacción para defender su gestión.

La entidad con 38 años de luces y sombras a sus espaldas está de enhorabuena debido a la posición privilegiada de la ciudad en los rankings de organización de ferias y congresos. Un éxito que Ifrema se atribuye como suyo. Este triunfo contrasta con los datos arrojados en el propio portal de transparencia de Ifema. “Somos la única entidad de este tipo en Europa que dispone de esta transparencia”, argumentan desde Ifema. Y gracias a esta supuesta claridad, los ciudadanos pueden comprobar como en el ejercicio anterior Ifema acumuló hasta 275 quejas entregas a la propia empresa y 17 a la Comunidad de Madrid. Es decir, cerca de 300 lo que lleva a un ratio de casi una queja por día.

Todas estas reclamaciones provienen de distintos ámbitos, contextos y situaciones. Expositores, visitantes y hasta algún periodistas acaparan la titularidad de los lamentos. Eso sí, en los motivos y causas existe una mayor variedad. Quejas por falta de contenidos en las ferias, por la falta de parking, por desperfectos en el mobiliario, por el trato dispensado por el personal de Ifema, falta de limpieza, problemas con el acceso a discapacitados, robos, accidentes… Así hasta llegar a las cerca de 300 quejas registradas entre Ifema y la Comunidad de Madrid.

Todas estas reclamaciones se reparten además entre las distintas ferias organizadas por Ifrema: Arco, Juvenalía, Construtec o el Salón del Automóvil, entre otros congresos. MERCA2 se ha puesto en contacto con Ifema para conocer la postura de esta sobre este aluvión de críticas y su respuesta dista mucho de una sensación de preocupación. De hecho, la entidad ha quitado hierro a los problemas al alegar que son más de tres millones de visitantes los que pasan cada año por las ferias y un total de 33.000 empresas.

Al César lo que es el del César. Sí, es cierto que Ifema es de las pocas entidades de este tipo en Europa que tienen un portal de transparencia. Y sí, también es cierto que durante el ejercicio anterior tuvo más de tres millones de visitantes y una presencia de 33.000 empresas. Pero este volumen de afluencia y de convocatoria no justifican que se produzca casi una queja por día en el año 2018.

ESTUDIOS DE SATISFACCIÓN SIMPLIFICADOS EN UNA HOJA Y UN GRÁFICO

De todos modos, Ifema no sólo se escuda en el elevado número de usuarios que visitan sus ferias para pormenorizar las reclamaciones. También utiliza sus peculiares estudios de satisfacción para defender su buen hacer. En este sentido, llama la atención que Ifema califique como estudio a una sola página en la que aparece un gráfico (barra) en la que se hace referencia sólo a dos estados: satisfecho e insatisfecho. Es curioso, también, que en la mayoría de estos informes el porcentaje de satisfechos no baje en casi ninguno del 90% y que sólo se tenga en cuenta la opinión de los visitantes, el resto de personas implicadas en la feria no quedan reflejadas.

Estudio de satisfacción de la feria Tecma (2018).
Estudio de satisfacción de la feria Tecma (2018).

Aunque tal vez, lo que más extraña es como las ferias y congresos que acumulan un mayor volumen de quejas no cuentan con un su respectivo informe de satisfacción -o al menos que no esté publicado en el propio portal de transparencia-. Este es el caso de Fruit Attraction -35 quejas-; Arco -14 quejas- o el CPHI -15 reclamaciones-.

Reclamaciones de la feria Fruit Attraction de 2018.
Reclamaciones de la feria Fruit Attraction de 2018.

La encuesta se define como una investigación realizada sobre una muestra de sujetos representativa de un colectivo más amplio, utilizando procedimientos estandarizados de interrogación con el fin de obtener mediciones cuantitativas de un gran variedad de características objetivas y subjetivas de la población.

MERCA2 se ha puesto en contacto con Ifema para preguntar por estos estudios y por la ausencia de datos: muestreo, preguntas… En definitiva, para solicitar el cómo se realiza o de dónde extrae Ifema esas barras de medición con un alto porcentaje de satisfacción. En este caso, la entidad explica que por licitación pública, la empresa que realizó las encuestas durante los últimos años fue Prosecar, empresa madrileña fundada en 1998.

EL ÚLTIMO CONTRATO PUBLICADO, EN 2017

“Agotadas las prórrogas que permite la ley se ha realizado una nueva licitación a la que se han presentado cuatro empresas y que se hará pública en breve”, afirman desde Ifema. Además, añaden que “la metodología es encuesta en pabellones durante la celebración de las ferias, además de vía correo electrónico para reforzar la muestra de expositores”. Pero algo no encaja, porque en la parte inferior de estos informes se especifica que es un estudio de satisfacción de visitantes, ni rastro de los expositores, según su propio estudio.

Último contrato de Prosecar con Ifema.
Último contrato de Prosecar con Ifema.

Con respecto a la empresa contratada para estos estudios, en el portal de transparencia de Ifema consta que ganó la última licitación el 16 de junio del año 2017 por un importe de 2.572 euros, aunque en los contratos de 2018 no aparece el nombre de esta compañía por ningún lado.