Iberdrola ya ha comenzado a trabajar en la construcción de un complejo eólico con una potencia instalada de 23 megavatios (MW). El proyecto, denominado El Pradillo, se llevará a cabo en Zaragoza y la compañía, según ha asegurado, destinará un total de 26 millones de euros. 

El proyecto, promovido junto con Caja Rural de Navarra y situado entre los municipios zaragozanos de Fréscano, Borja y Agón, tiene prevista su entrada en operación a finales de este año.

El parque estará integrado por seis aerogeneradores modelo ‘Siemens Gamesa G132’, de 3,4 MW de potencia unitaria y un aerogenerador modelo ‘SG114’, de 2,1 MW.

Con la producción generada por El Pradillo se abastecerá de energía limpia a una población equivalente a 10.500 hogares/año y se evitará la emisión de 17.300 toneladas de CO2 anuales.

Con el parque eólico El Pradillo, la energética indicó que refuerza su apuesta por las renovables en Aragón, región donde opera más de 320 MW eólicos e hidráulicos.

IMPULSO A LAS RENOVABLES

Iberdrola es el primer productor de energía eólica en España, con una potencia instalada de 5.770 MW, mientras que su capacidad renovable total instalada -tanto eólica, como hidroeléctrica- alcanza los 15.790 MW.

El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán prevé invertir 8.000 millones de euros en España en el periodo 2018-2022 para liderar la transición energética e impulsar las energías renovables.

Iberdrola

Iberdrola se embolsa casi 1.000 millones en tres meses

La situación es inmejorable para Iberdrola. La compañía obtuvo un beneficio neto de 964 millones de euros en el primer trimestre del año, un...

Iberdrola construye actualmente 700 megavatios (MW) en nuevos proyectos renovables (fotovoltaicos y eólicos), cuenta con 2.500 MW en desarrollo y una cartera superior a 7.000 MW. La compañía prevé poner en marcha 3.000 MW renovables en el país para 2022, un 52% más que su capacidad eólica y solar actual.

RESULTADOS POSITIVOS

Hace unos días se conocieron los resultados de Iberdrola en el primer trimestre, en los que se cumplieron con creces las previsiones estipuladas para 2019. A pesar de que la falta de viento y precipitaciones invitaban a pensar en un descenso de los beneficios, la compañía se embolsó 964 millones de euros en los tres primeros meses del año. Esta cifra supuso un incremento del 15% respecto a la misma fecha del 2018.