La “costumbre” de lavar los alimentos como los huevos o la carne es algo que se hace desde hace mucho tiempo. Como sucede con muchos otros temas, la ciencia ha demostrado que hay algunas enseñanzas antiguas que no son para nada recomendables por mucho que las vieses de pequeño.

Hay algunos alimentos que si los lavas los estropeas y otros que es necesario lavarlos por obligación para evitar cualquier tipo de intoxicación. Al igual que es importante conocer qué comida debes lavar y cuál no, también es imprescindible tener unos hábitos de higiene en uno mismo y en el entorno en el que se va a cocinar.

No debes olvidarte lavarte las manos antes y después de manipular alimentos crudos como la carne. Si no lo haces, te expones a la contaminación cruzada de alimentos.

A continuación, te diré los alimentos que NO debes lavar y sus motivos.

Ensaladas en bolsa

carne huevo

Las bolsas de ensaladas, al igual que la carne o los huevos, son productos que se lavan por inercia en cuanto llegan a casa o vas a utilizarlos. Pues tampoco debes lavarlas.

Las ensaladas que vienen en bolsitas ya están más que lavadas para pasar los procesos de calidad y vienen listas para sacar del plástico a la mesa. Al contrario de lo que piensas, si las lavas por costumbre lo que logras es que se puedan contaminar en casa.

Otros alimentos que también vienen en bolsas y no hay que lavar son las espinacas, las acelgas y demás verduras de hojas verdes. En estos casos, en las fábricas las lavan con un producto especial para que no haya patógenos que las infecten.

Comentarios de Facebook