Huevos, carne y otros alimentos que no debes lavar

La “costumbre” de lavar los alimentos como los huevos o la carne es algo que se hace desde hace mucho tiempo. Como sucede con muchos otros temas, la ciencia ha demostrado que hay algunas enseñanzas antiguas que no son para nada recomendables por mucho que las vieses de pequeño.

Hay algunos alimentos que si los lavas los estropeas y otros que es necesario lavarlos por obligación para evitar cualquier tipo de intoxicación. Al igual que es importante conocer qué comida debes lavar y cuál no, también es imprescindible tener unos hábitos de higiene en uno mismo y en el entorno en el que se va a cocinar.

No debes olvidarte lavarte las manos antes y después de manipular alimentos crudos como la carne. Si no lo haces, te expones a la contaminación cruzada de alimentos.

A continuación, te diré los alimentos que NO debes lavar y sus motivos.

Carne cruda

carne huevo

La lógica te dice que la carne, como, por ejemplo, los filetes de cerdo o de ternera, debes lavarlos antes de cocinarlos. Pues no. Si los lavas, solo consigues eliminar los sabores y los nutrientes que trae la carne.

En el caso de la carne es mejor olvidarte del “poco hecho” y hacerla lo suficiente para que no puedas intoxicarte con ella. Además, no importa de qué animal provenga, no debes lavarla.

Si lavas la carne, aparte de eliminarle el sabor y las propiedades, puedes provocar que las bacterias que tiene por encima, que son inofensivas porque al cocinarlas mueren, se extiendan por todas partes de tu cocina y contamines otros alimentos sin darte cuenta.