Huawei

Huawei, una vez olvidado el veto de Trump, ha retomado la normalidad en sus ventas. Y ahora, ha festejado otra buena noticia: la Unión Europea (UE) evaluará los riesgos nacionales de la infraestructura de red 5G de forma general y sin centrarse en proveedores en particular. Además, la compañía ha mostrado su satisfacción con el hecho de separar la seguridad de las nuevas redes con los aspectos comerciales.

“Estamos totalmente de acuerdo en que haya unos estándares de seguridad comunes en toda la UE para las redes 5G y nos alegra saber que esas medidas no estarán dirigidas a servicios o proveedores en particular. Estamos encantados de ver que la Comisión Europea (CE) mantiene separados los asuntos de seguridad y los comerciales”, ha remarcado la empresa china en un comunicado.

El CEO de Ericsson España habla claro sobre Huawei

Los rivales de Huawei defienden a los chinos (y también su negocio)

Después de meses convulsos para Huawei, por fin encuentra algo de paz. Hace unos días, tras la reunión del G-20, la Administración...

En este sentido, ha incidido en que es “más importante que nunca” desarrollar un enfoque común para la ciberseguridad, por lo que ha mostrado su “firme” apoyo a la petición de la Comisión de que todos los actores clave construyan en conjunto ese enfoque para la gestión de riesgos de seguridad 5G.

EUROPA, “A FAVOR DEL MERCADO ABIERTO”

“Estamos listos para colaborar aún más con la UE para ofrecer nuestra experiencia en esta área, ya que los responsables de la creación de políticas están preparando una serie de medidas efectivas para la mitigación del riesgo de seguridad 5G que se presentará en octubre”, ha asegurado.

El comisario europeo de Seguridad, Julian King, destacó el pasado viernes la importancia de “desarrollar un enfoque compartido” y “medidas compartidas” a la hora de decidir la exclusión eventual de una determinada compañía del mercado, aunque también señaló que la decisión de “excluir” a un producto, servicio o proveedor particular si se considera que representa “un riesgo difícil de mitigar” constituye “una prerrogativa nacional” de los gobiernos.

A este respecto, dejó claro que en Europa están “a favor del mercado abierto” y no vetan a nadie de entrada y afirmó que “los grandes proveedores van a estar incluidos en la discusión” en alusión a Huawei, pero no porque “Estados Unidos tenga una posición clara sobre este tema” sino porque está en el “interés europeo” evaluar los riesgos.

Así, subrayó la necesidad de que al final los gobiernos tomen decisiones comunes sobre si hay que excluir a determinadas compañías como Huawei o no del desarrollo de las redes 5G una vez se concluya la evaluación de riesgos a escala europea, que harán conjuntamente con los gobiernos de aquí a principios de octubre.