La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) y la asociación que representa a hoteles, restaurantes, bares y establecimientos similares a nivel europeo (Hotrec) solicitan tasas de IVA temporalmente reducidas para la hostelería ya que consideran que esta medida sería una medida muy eficaz para apoyar la recuperación de hoteles, restaurantes, bares y cafés en toda Europa.

Ambas organizaciones acogen con beneplácito las medidas e iniciativas adoptadas por la Unión Europea y sus Estados miembros para prestar ayuda de emergencia a los numerosos sectores, incluida la hostelería, que se enfrentan a dificultades económicas excepcionales y a la falta de liquidez.

Entre esas medidas, algunos Estados miembros de la UE (Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Grecia) y otros países europeos (Reino Unido, Noruega) han introducido temporalmente tipos de IVA reducidos para los servicios de hostelería

En su opinión las tasas reducidas de IVA para la hostelería ofrecen beneficios inmediatos para las empresas y los consumidores “y podrían marcar la diferencia entre la supervivencia y el cierre de muchos establecimientos en los próximos meses”.

El establecimiento de las tasas reducidas de IVA es una decisión de competencia nacional, pero la ley de la UE proporciona un marco para las tasas reducidas de IVA en virtud de la Directiva del IVA de 2006.

PROTEGER NEGOCIOS

Por ello, CEHAT y HOTREC piden a la UE que anime a los Estados Miembros de la UE a reducir el IVA para los servicios de hostelería a la tasa más baja (5%) autorizada por la legislación de la UE, a través de una recomendación al tiempo que otorgue temporalmente a los Estados miembros de la UE plena flexibilidad para establecer tipos de IVA diferenciados.

En opinión de los hoteleros y los hosteleros los tipos reducidos de IVA para las empresas turísticas son una de las medidas más eficaces para apoyar el empleo, la estabilidad de los precios al consumo, la inversión y la resistencia económica, con un impacto limitado en las finanzas del Estado.

Tanto Cehat como Hotrec consideran que el empleo, los ingresos y el valor social que proporcionan los establecimientos de hostelería son vitales para la recuperación de la economía. Se pone el ejemplo de otros países como Francia o Suecia donde la reducción del IVA permitió salvar miles de negocios, de puestos de trabajo y generar un aumento adicional del volumen de negocios en un 5,6%.

INVERTIR EN LA NUEVA NORMALIDAD

A principios de 2020, las perspectivas del sector de la hostelería eran positivas y muchos establecimientos estaban considerando la posibilidad de invertir para renovar las instalaciones, reducir su huella de carbono y mejorar la experiencia de los huéspedes. La crisis de Covid-19 ha afectado gravemente a la capacidad de los establecimientos para llevar adelante esos planes.

Los bajos tipos de IVA permitirían realizar inversiones más importantes en el sector, contribuyendo así a aumentar aún más la calidad de la oferta, siendo uno de los factores más importantes de la competencia mundial.

En su opinión un alto nivel de inversión contribuye además indirectamente al crecimiento y al empleo en las industrias conexas (por ejemplo, la construcción). Además, los tesoros públicos perciben ingresos adicionales y ahorros en materia de bienestar social gracias a la demanda y los puestos de trabajo adicionales.