Helvetia

A partir del 1 de enero de 2019, la división española de la compañía aseguradora suiza Helvetia tendrá un nuevo director general. Se trata de Iñigo Soto, que sustituye en el cargo a José María Paagman. Y la Dirección de Productos de la compañía se dividirá en dos: vida y no vida.

Durante la convención que la compañía celebró en Valladolid durante el mes de octubre, el lema elegido fue “Luces, cámara, a vender”. Una edición que, a diferencia de otras, se centró en la actividad comercial y en el desarrollo de diferentes estrategias para potenciar e incrementar las ventas.

Dos hechos, dos cambios, que tienen una razón de ser. ¿Cuál es? Que la matriz tiene muy claro que España debe ser uno de los motores claves del crecimiento de la compañía más allá de Suiza. “La mejora del rendimiento de la suscripción en Alemania y España probablemente serán áreas de enfoque clave en 2019”, señalan desde Bloomberg Intelligence.

La mejora del rendimiento de la suscripción en Alemania y España probablemente serán áreas de enfoque clave en 2019

Porque Helvetia quiere tener más músculo más allá de fronteras adentro. “Al igual que muchas aseguradoras, Helvetia suscribe una rentabilidad líder en su clase en su mercado local, pero pierde esta capacidad en el extranjero”, apuntan los analistas de BI. Y añaden: “La suscripción doméstica sigue siendo el motor de ganancias de Helvetia”.

HELVETIA CRECE PERO NO TANTO

En la presentación de resultados del primer semestre de 2018, su CEO, Philipp Gmür, comentó que los resultados habían sido buenos en conjunto: “Generamos un buen resultado a pesar del viento en contra de los mercados de capitales y de algunas catástrofes naturales. Me complace el crecimiento impulsado por el negocio de No Vida así como la buena calidad continua de nuestra cartera de clientes”.

En concreto, las primas de No Vida aumentaron en un 9,45% durante el primer semestre gracias a las líneas especializadas y a una sólida recuperación en Europa. “Las ventas de Vida aumentaron también en Europa, mientras que las primas suizas lo hicieron un 1,1% impulsadas por el aumento de las ventas de seguros vinculados a la inversión. Eso ayudó a compensar una mayor caída en las ventas de productos garantizados tradicionales que elevaron los nuevos márgenes comerciales”, indican desde Bloomberg Intelligence.

El beneficio después de impuestos para el primer semestre fue de 223,9 millones de francos suizos (unos 198 millones de euros), un 6% superior al cosechado durante el mismo periodo de 2017 (210,1 millones de francos, 185,7 millones de euros). Por segmentos, el negocio de No Vida tuvo una cifra de 146,8 millones de francos suizos (130,4 millones de euros), lo que supuso una diferencia significativa respecto al año anterior: 176,6 millones de francos suizos (156,8 millones de euros). Esta caída tuvo como ´culpables’ el comportamiento negativo de los mercados de capitales y los fenómenos meteorológicos tanto en Alemania como en Suiza.

partidos políticos

Casi 3 millones de euros de opacidad en los partidos políticos

Diferentes subvenciones son las que perciben los partidos políticos atendiendo a los resultados electorales cosechados. Preguntados sobre a qué destinan las recibidas para seguridad, la callada ha sido su respuesta.

En Vida, los guarismos también mostraron un descenso en el primer semestre de 2018 (78 millones de francos suizos, 69 millones de euros) respecto al mismo periodo de 2017 (92,2 millones, 81,8 millones). En este caso, fue la amortización de bonos los principales causantes de la bajada, aunque también influyeron otros aspectos como los rendimientos de las inversiones y la disminución en el capítulo de ganancias y pérdidas derivadas de las inversiones.

“Helvetia tiene un desafío en los seguros de vida, particularmente en Suiza, de vender más productos ligados a la inversión y alejarse de aquellos productos con una garantía implícita exigida por el regulador. Sin embargo, esto será difícil ya que los retornos de inversión no son lo suficientemente interesantes como para tentar a los clientes y el negocio de vida grupal tiene márgenes reducidos”, concluyen desde Bloomberg Intelligence.

Comentarios