España, más allá de por su clima y ambiente, es famosa por sus bares y su gastronomía. Platos tradicionales como la paella o el cocido son famosos a nivel mundial. Sin embargo, en la actualidad cada vez se apuesta más por comer de ‘tapas’. Tanto en los restaurantes, como en los hogares. Y detrás de una buena ración (casi) siempre se esconde una buena salsa. Las más famosas en nuestro territorio son la mayonesa, el alioli, kétchup, mostaza, barbacoa… La lista es grande, desde luego. El único problema de la gran mayoría de ellas es la grasa que contienen, por ello en MERCA2 desvelamos cómo hacer un alioli que no engorda nada y está igual de rico que el original.

APTO PARA DIETAS

El gran problema de las salsas, como hemos mencionado, es que la mayoría se elaboran a base de mucho aceite. Un producto rico, pero del que tampoco hay que abusar. Sin embargo, este alioli no lleva ni una sola gota de aceite. Tan sólo contiene la grasa de la yema de un huevo, por lo que no solo es un alioli saludable, sino que además es perfecto para nuestra dieta. Su sabor es rico, nos va a ayudar a aderezar platos menos apetecibles, y lo vamos a degustar sin temor a engordar. Ahora sí, vamos con los ingredientes y la forma de elaborar (tiene truco) este falso alioli que cada vez está más de moda.

alioli