El marisco triunfa en todo el mundo y España en este aspecto es una privilegiada por sus costas y la capacidad de obtener el mejor producto. En nuestras típicas tapas y raciones tienen un gran peso y no pueden faltar los mariscos. Una de ellas son los famosos langostinos al ajillo, una receta al mismo nivel en cuanto a picoteo que la tortilla de patatas o el pulpo a la gallega. Su preparación además es sencilla y rápida, así que veamos como hacerlos en 5 minutos.

Es perfecta para ponerla como aperitivo en una comida o cena con amigos. Es una de estas recetas rápidas de hacer, con la que podremos estar con nuestros seres queridos, en vez de cocinando. Este plato está hecho con la intención de satisfacer la mayoría de paladares porque, salvo que seas intolerante al marisco, no hay nadie a quien no le gusten estos manjares.

Los ingredientes de los langostinos al ajillo

Como decíamos la preparación es muy sencilla en parte porque los ingredientes son mínimos. Lo delicioso muchas veces es simple y con los mariscos poco apoyo necesitan.

  • 200 gr de mantequilla.
  • 1 kg de langostinos.
  • 6 dientes de ajo.
  • 3 cucharadas de zumo de limón.
  • 100 gr de perejil fresco.
  • Sal al gusto.