CEOE

La CEOE fue creada en 1977 y es la encargada de velar por los intereses de los empresarios. Está configurada por más de 240 organizaciones empresariales. Y ha llegado la hora del cambio, uno que renueve la imagen por dentro, y también fuera.

Desde el año 2010, el presidente de la patronal catalana, Juan Rosell (Barcelona, 1957) ha sido el presidente encargado de presidir la CEOE. Ahora, que su segundo y último mandato se acerca a su fin, es hora de hacer balance, y de buscar un nuevo impulso muy necesario para el empresariado español.

Rosell ha sido un presidente irregular, que ha ido desinflándose con el paso de los años. Posiblemente le ha sobrado este segundo mandato. Así, afronta sus últimos meses al frente de la patronal, responsabilidad que sólo puede ostentarse por un periodo máximo de dos mandatos (ocho años).

Aunque en lo personal ha sido claro en cuanto a la independencia de Cataluña, ha resultado tibio en la respuesta, lo que ha llegado a generar confusión en el seno de la patronal. Muchos empresarios se han sentido huérfanos e incomprendidos por una postura tenue y en ocasiones ambigua. Esa equidistancia, le llegó a declarar para indignación de la cúpula directiva “que hay una distancia entre el acatamiento porque sí y la sumisión total”. Cuando la CEOE no respondía con la firmeza que requeríamos muchos empresarios las miradas se dirigían a un Rosell que pedía una cierta comprensión ante su papel.

Comprensión que nunca llegaría por parte de muchos empresarios que esperaban una posición clara y tajante. Cuando se realizaron comunicados en este sentido desde la CEOE, fueron tardíos, negociados, y no fueron dirigidos por el propio Rosell. Craso error, no se puede pasar de puntillas ante temas capitales. Al menos no se puede salir bien parado cuando se pasea de perfil. Cuando hay tormenta, hay que meterse en el barro. No valen las medias tintas.

Antonio Garamendi, el presidente deseado de la CEOE

En esas circunstancias y ante las elecciones que se deben celebrar en el seno de la patronal en Noviembre todas las miradas recaen sobre la persona ideal dentro de la actual directiva para tomar el relevo, y no es otra que Antonio Garamendi

Antonio Garamendi CEOEGaramendi (Getxo, 1958) es un abogado vizcaíno, actualmente presidente de CEPYME y vicepresidente de la CEOE. En las últimas elecciones de 2014 optó a la presidencia cayendo derrotado por 35 votos por el actual presidente. Antonio Garamendi es el candidato ideal por su experiencia, por su talante, su trayectoria y posicionamiento claro y rotundo en las últimas crisis, en las que la postura de Juan Rosell no fue lo rotunda que se esperaba. Pese no haberse postulado públicamente, agrupaciones empresariales, así como empresarios individuales animan en las últimas semanas a Antonio Garamendi a dar un paso al frente e ir madurando la decisión de presentarse. Las candidaturas deberían perfilarse el mes de junio. En Moncloa se ve con buenos ojos esta designación.

Asociaciones empresariales, y empresarios particulares están pidiendo en las últimas semanas a Antonio Garamendi que se postule como candidato a la presidencia de CEOE

Algunas voces hablan también de Juan Pablo Lázaro, presidente de CEIM. Pero Lázaro, a día de hoy no planea presentarse. Sus obligaciones en su empresa de logística, (Sending) y como presidente de CEIM, presidente de UNO (Patronal de transporte) y del Club Financiero Genova, hacen difícil compatibilizar su día a día con las exigencias del cargo de presidente de la CEOE. Este cargo requiere una dedicación total, disponibilidad para ausentarse del país en misiones comerciales etc, que resultarían incompatibles con el día a día de Lázaro. Parece que, si Antonio Garamendi da un paso al frente con un proyecto como se prevé, bien definido y sólido, Juan Pablo Lázaro le apoyará, manteniéndose como vicepresidente de la CEOE y hombre fuerte de una nueva e hipotética directiva liderada por Garamendi.

Salvo sorpresa Juan Pablo Lázaro (CEIM) no aspirará a la presidencia de la CEOE en Noviembre

Juan Pablo ha sido muy crítico en la última etapa de Rosell, y aunque en esta ocasión no parece que vaya a dar un paso al frente para postularse como futuro presidente, no descartaría ni mucho menos hacerlo en el futuro.

Esperemos a ver como evolucionan acontecimientos, pero en Junio deberían conocerse los candidatos y, de entrada sería una magnifica noticia que Antonio Garamendi, el mejor candidato en el seno de la patronal, fuera madurando su postura, y conociéramos más pronto que tarde su disposición a presentarse.

Comentarios