Gran Hermano

Gran Hermano vive momentos de cambio, la cadena de Paolo Vasile dejará en barbecho al que consideraba su ‘niño mimado’ hasta hace muy poco. La edición menos vista de la historia del reality nos ha hecho pensar en lo desdichado de la vida, en algunos casos, que además, se ha cebado (y mucho) con algunos de sus participantes.

Adicción a las drogas, al juego, al sexo y hasta una muerte inesperada por el arrollamiento desafortunado de un tren. Este es el trágico destino de algunos de los participantes de Gran Hermano.








Ismael Beiro

Gran Hermano Ismael

Nadie jamás olvidará la figura de Ismael Beiro. ‘Zeppelin TV’ y Telecinco todavía en estos días recuerdan con especial cariño al gaditano que se alzase con los primeros 20 millones de pesetas del premio de la edición piloto, la más vista de su historia. Pasados los años de su triunfo, Beiro sufrió un tremendo accidente de moto que casi acaba con su vida.

El de Cádiz colisionó contra un vehículo entre las calles Juan Bravo y Serrano, en pleno barrio de Salamanca (Madrid). Su cuerpo fue trasladado a toda velocidad al hospital de la Princesa, en la capital, donde ingresó con pronóstico grave. Por suerte para él y los suyos, Beiro paulatinamente, fue recuperándose. En estos días se encuentra a la perfección.