El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado el real decreto por el que se prorrogan hasta el 30 de septiembre las medidas urgentes extraordinarias para la flexibilización del empleo agrario, que fueron aprobadas el pasado mes de abril por la crisis del coronavirus.

En concreto, el Gobierno ha extendido estas medidas por tres meses más para que “se asegure la suficiencia de mano de obra adecuada para atender las labores agrícolas estivales, como parte esencial de lacadena alimentaria”.

El BOE señala que las medidas adoptadas hace unos meses ya hanpermitido un mantenimiento de la actividad de muchas explotaciones, coadyuvando a paliar la falta de personal detectada sobre todo en el sector frutícola en diversos territorios de España, por lo que se hace “necesario de igual manera ampliar” el marco temporal de esta norma,” en orden a no eliminar un factor que puede colaborar a paliar este déficit de trabajadores”.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ya había avanzado en las pasadas semanas la intención del Gobierno de prorrogar hasta finales de septiembre estas medidas extraordinarias para garantizar la producción de cara a próximas las campañas agrícolas y para dotar una mayor tranquilidad a todo el sector.

Agricultura señaló que esta ampliación permitirá garantizar la disponibilidad de mano de obra para hacer frente a las necesidades de agricultores y ganaderos, ante las limitaciones sanitarias a la movilidad de trabajadores de otros países que realizan labores agrarias como temporeros, como consecuencia del coronavirus.

El objetivo de esta prórroga es asegurar la recolección y garantizar el abastecimiento de toda la cadena alimentaria para que se mantenga, como hasta ahora, el flujo productivo y que lleguen los productos al consumidor final, sin merma de cantidad y calidad en el abastecimiento de la población.

El real decreto Ley aprobado establece también para las empresas y los empleadores, la obligación de comunicar a los servicios públicos de empleo autonómicos, en el plazo de los diez días hábiles siguientes a su concertación, las contrataciones cuya vigencia se acuerde prorrogar, indicando la nueva fecha de finalización.

Para asegurar la correcta aplicación de la normativa, las delegaciones y, en su caso las subdelegaciones del Gobierno establecerán los mecanismos de coordinación precisos con el Servicio Nacional de Empleo, comunidades autónomas y agentes sociales.

PESCA

Por otro lado, este real decreto ha realizado un cambio puntual en la Ley 3/2001, de 26 de marzo, de Pesca Marítima del Estado.

En concreto y en aras del “principio de proporcionalidad”, se ha tipificado como “leve” la primera venta de moluscos de talla o peso inferior a la reglamentaria cuando sea menor al 10% del volumen total vendido de esa especie, al considerarse una infracción de escasa entidad que se vería desproporcionadamente sancionada, entre otras cosas, al llevar aparejada la pérdida de ayudas europeas.

PERMISO DE TRABAJO PARA JÓVENES MIGRANTES QUE TRABAJAN EN EL CAMPO

Además, el BOE recoge la concesión de una autorización de trabajo y residencia de dos años de duración, renovable por otros dos, para los jóvenes migrantes que recientemente se han incorporado a los trabajos de recogida del campo durante la pandemia del coronavirus.

Los beneficiarios del nuevo permiso de trabajo y residencia son los jóvenes migrantes que durante esta crisis sanitaria están ayudando en las tareas del campo. En abril se aprobó un Real Decreto ley 13/2020 por el que se adoptaron determinadas medidas urgentes en materia de empleo agrario, gracias al que los jóvenes extranjeros en situación regular con autorización de residencia no lucrativa, pero sin permiso de trabajo, pudieron incorporarse al mercado laboral.

Ahora, estos jóvenes migrantes que se acogieron a dicho real decreto podrán acceder a una autorización de residencia y trabajo tras la finalización de la vigencia de su permiso de trabajo actual. Tendrá una vigencia de dos años, renovable por otros dos, y será válida en todo el territorio nacional y sin límites sectoriales o de actividad. Es decir, podrán trabajar en cualquier sector, no solo en el agrario.