El Consejo de Ministros ha aprobado el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019, que espera que se debatan en torno al 11 de febrero en el Congreso de los Diputados, bajo la amenaza de una subida del déficit si no se aprueban y el silencio, en principio, sobre las partidas presupuestarias destinadas a Cataluña.

Si no se aprueban los presupuestos, se arrastran los gastos; por lo que cabe esperar un déficit público mucho mayor”, ha advertido la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Algo que en su opinión “no es deseable desde el punto de vista económico”.

El Gobierno ha recriminado un cambio en la previsión de déficit, pasando del 1,8% al 1,3% motivado por un ajuste presupuestario promovido por el PP y Ciudadanos. Lo que se traduce en 6.200 millones menos y en un mayor perjuicio para las comunidades autónomas.

Ciudadanos y el PP también tendrán que explicar porque no apoyan estos presupuestos

Asimismo, arremete contra las fuerzas políticas de la oposición, Ciudadanos y PP, que no apoyarán los presupuestos. “Ciudadanos y el PP también tendrán que explicar porque no apoyan estos presupuestos”, señala Calviño.

“El Gobierno y el presidente han sido claros trasladando la oferta a todas las formaciones políticas para que se pueda discutir previamente a su defensa en el pleno”, apunta la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Por otro lado, el Ejecutivo no ha querido desvelar las partidas presupuestarias destinadas a Cataluña y emplaza el anuncio al lunes. “El lunes se anunciarán las cifras de inversiones en las comunidades autónomas y esperamos que los partidos catalanes encuentren motivos para votar a favor”, señaló Montero, quien reiteró que cumplirán con el Estatuto de Cataluña.

En cuanto a las declaraciones de Podemos, el Gobierno defiende su compromiso con la formación morada. “El acuerdo con Podemos no contemplaba la totalidad del presupuesto. Solo recogía alguna de las cuestiones que esta formación entendía, junto al Gobierno, que tenían que ir”, apuntan.

RECAUDACIÓN RÉCORD

Los presupuestos contemplan una recaudación récord de 227.356 millones de euros, un 9,5% más respecto a lo recaudado este año. Las nuevas cuentas, que se han elaborado con una previsión de crecimiento del 2,2% para este año, una décima menos de lo estimado inicialmente, contemplan un incremento de ingresos de todas las figuras tributarias, especialmente del Impuesto sobre Sociedades, cuya recaudación crecerá un 14,1%, hasta los 27.579 millones, debido al alza del tributo para las grandes empresas.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez quiere dar un impulso a las medidas sociales y para ello los Presupuestos recogen distintas medidas, como la supresión del copago farmacéutico, el aumento de las becas para estudio y ayudas para material escolar en etapas obligatorias (coste de 536 millones); un aumento del 40% de la dotación de Dependencia (515 millones) y el Plan de Eficiencia Energética de Hogares Vulnerables (Feder) (400 millones).

Paralelamente, se ha aprobado el cuadro macroeconómico donde el Gobierno contempla una rebaja de su previsión de crecimiento hasta el 2,2%. Por otro lado, Calviño ha anunciado una reducción del paro del 15,5% en 2018 al 14% en 2019, lo que se traduce en 800.000 desempleados menos.