El debate energético en España está al rojo vivo, y lo que te rondaré morena. ¿Debemos apostar de forma definitiva a las renovables? ¿A las nucleares? ¿Buscar un mix? Será al Gobierno a quien le corresponda definir cuál va a ser la composición de la producción que abastezca a los españoles de energía en el futuro. Y ojo, porque todos los informes hablan de que la demanda energética se duplique en los próximos veinte años. Así que habrá que plantearse de dónde va a proceder.

En juego están ahora mismo dos modelos -compatibles técnicamente entre sí, pero opuestos políticamente- la energía nuclear y la renovable. Por ahora, parece que gana la segunda. Al menos, en España. Más que nada porque las compañías eléctricas empiezan a tirar la toalla en torno a la posibilidad de fomentar la nuclear. Reconocen que sería viable, sobre todo si el Gobierno autoriza -como ha hecho con Garoña- la ampliación de vida del resto de Centrales. Sin embargo, el consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, ha dicho que no están dispuestos a seguir adelante “con los costes actuales, especialmente por los elevados impuestos” que deben pagar. Es decir, que desde la eléctrica catalana “no ven posible alargar la vida de las nucleares”, ha sentenciado.

Técnicos nucleares acusan de malversación al CSN

Una postura que puede ser más o menos radical, pero que viene a coincidir con la expuesta hace unas semanas por Ignacio Sánchezán Galán, presidente de Iberdrola. Todo después de que el ministerio e Industria, con el ministro Nadal a la cabeza, haya puesto un impuesto a la producción extraordinario del 7%. Así que parece que, o lo retira, o cerca del 20% de la energía de España tendrá que salir de otras fuentes de generación. Y ojo, porque no es moco de pavo. Porque Ibedrola -junto a Endesa- controla la mayor parte de las Nucleares del país. Gas Natural está presente sólo en Almaraz y Trillo.

Una advertencia que se enmarca en la Junta de Accionistas de la asista, en donde el presidente, Isidre Fainé, ha vuelto a insistir en que confía en su filial colombiana: Electricaribe. Ha reiterado su disposición a negociar con el Gobierno colombiano pese a la expropiación “para alcanzar un acuerdo que sea bueno para las partes”, eso sí “defendiendo nuestros intereses”, ha sentenciado.

Colombia y la nuclear han centrado parte de la Junta, en donde también se ha hablado también del Autoconsumo y el famoso “impuesto al sol“. Para Vilaseca estamos “ante un problema”. ¿Cuál? Que todo aquel que tiene placas solares en su casa, necesita un “enchufe” a la red para que le sirva de respaldo cuando no hay condiciones solares suficientes. Es decir, “algo costosísimo para unas pocas veces al año“, ha dicho.

Pero no sólo eso, es que -además- recuerda que 90% de los costes del sistema eléctrico son fijos. Esto quiere decir que alguien tiene que pagarlos; y si todos nos pasamos al autoconsumo… ¿Quién los abona? “El resto de los consumidores que verán subir sus precios”; de ahí que desde Gas Natural consideren que aquel que tenga placas también abone los pagos fijos para evitar caer “en una subvención encubierta”.

Comentarios